Anécdotas varias: en mi parroquia se firma con un BIC

No sé por qué a los curas la gente nos regala bolígrafos. Es igual. El caso es que cuando hay boda me llevo uno de esos bolis de regalo para que firmen los novios. Pues acabo una boda y veo que el padrino se lo lleva. Oiga… que ese bolígrafo no es suyo. Padre… un recuerdo para los novios. Y se lo llevó. Creí que era una anécdota aislada, pero a los pocos meses de nuevo la misma jugada y con otro boli que valía su dinero y que para estas cosas tenía. Desde entonces en esta parroquia las actas se firman con un BIC (1). Y el que quiera otra cosa, que lo traiga.

Boda de pueblo. Cinco minutos antes de comenzar una llamada telefónica: “Oiga, que somos los del coro, que hemos pinchado… que no empiecen la boda hasta que lleguemos nosotros”. Les dije que no podía ser, que en hora y media tenía la misa de la tarde. Se presentan a media celebración y son preguntar nada se arrancan en mitad del pasillo con unas bulerías cantando “qué bonita va la novia…”.

Tengo miedo a los coros rocieros en bodas, qué quieren que les diga. Y el caso es que la mayor parte de ellos son estrictamente litúrgicos. Creo que el reparo me viene desde un día en que al acabar, y no fue de los peores, me dejaron una tarjeta por si acaso. El nombre de la agrupación rociera: “El coro de la Bernarda”. Sin comentarios.

Misa de boda. A punto de comenzar el prefacio. Y en esto que veo al fotógrafo que se me viene al altar, se me coloca justo al lado y me arrea un codazo para que me quite: “¿le importa”?

Esto también me lo hicieron en un bautizo en el pueblo. Teníamos una pila bautismal casi como un dedal. No era fácil acomodarse alrededor de ella un cura, padres, padrinos y el niño que se bautiza. Quizá por eso cuando iba a comenzar a derramar el agua sobre la cabeza del neófito el fotógrafo: “oiga, ¿le importaría apartarse?”.

Y a quien no le ha pasado en una primera comunión. Acaba la misa y el fotógrafo. “Padre, ¿le importaría dar otra vez la comunión a la niña? Es que no ha salido la foto”.

Lo del retraso de las novias a veces es para echarse a temblar. Cinco, hasta diez minutitos bueno, qué le vamos a hacer. ¿Y cuando es hora y cuarto? Pues conste que me ha pasado…

Preparación de una boda con una pareja. Pregunto por la forma de entrar en la iglesia que han elegido de las que contempla el ritual del matrimonio. Me dicen que la entrada la han pensado de la siguiente forma: primero, seis chicos de honor de dos en dos; a continuación, las damas de honor de la novia, otras seis también de dos en dos. Luego seis niños vestiditos de pajes con flores. Después, otros dos niños con las arras y los anillos. Finalmente, cerrando el cortejo, la novia con el padrino y el novio con la madrina. Me dicen: “¿qué te parece?” Respondí: me faltan solo cuatro picadores y seis monosabios. Esto va a parecer la plaza de toros de las Ventas (2).

Es que ayer tuve boda y me acordaba de estas cosas.

– – – – – – – –
NOTAS
(1) El BIC es el bolígrafo mejor y más barato del mercado español.

(2) Las corridas de toros comienzan tradicionalmente con un largo “paseillo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Anécdotas varias: en mi parroquia se firma con un BIC

  1. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge:

    Mi consejo: BIC para todos. Así, si alguien se lo queda, no pasa nada…. Y a lo mejor ven que tienes un humilde bolígrafo y hasta te regalan uno.

    En cuando a los ROCIEROS…Creo que no hay quien pueda con ellos, y en las bodas, siempre pasa algo. Estuve un año destinada en un pueblo de Granada y siempre pasó algo en las Bodas… A veces no llegaban los novios a la hora y lo podían demorar horas… Otra vez recuerdo que el que no llegaba a la hora era el cura…. Y cuando llegó tuvo que esperar a que celebrasen la boda, pues como tardaba, se pusieron con el convite, porque se les picaba la salsa con el calor y se celebró al anochecer después de la tarta, aunque dejaron el baile para después de la Misa, que fue cantada, tocada y bailada…
    .
    Si re regalan muchos bolígrafos con el uso de los BIK, mándame alguno que les pierdo todos… y siempre ando pidiendo un boli.

    Feliz domingo y gracias por obsequiarnos con un tema chistoso.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Myrian dijo:

    Eso del bolígrafo suele pasar mucho. A mi la última vez fué en Santiago hace unos meses cuando estaba recogiendo la Compostela, dejé mi boli para que otros cubriesen el impreso y de devolverlo nada de nada, tuve que alzar la voz cuando vi que habían terminado su uso y no había facha ni intención de devolverlo, por favor ¿ me puede devolver mi bolígrafo por favor, que me tengo que marchar? Ah, es que creí que era mío!! Los bolis que yo tengo son de los baratos siempre, pero a mi me sirven de sobra y vaya!!, son muy míos.y los dejo pero con derecho a devolución a no ser que me de la gana de hacer un regalo, cosa que no ocurre siempre. La verdad es que se pegan como si tuviesen imán si no andamos listos. Saludos.

  3. Ana azul dijo:

    Lo que has descrito, mas que una boda parece una pasarela de moda. saludos
    Ana

  4. Chorquetas 74 dijo:

    Me encanta!!!! Con lo de la Primera Comunión me has llegado al corazón, porque soy catequista y he visto cosas peores que esa………………..

  5. A mí me gustaría haberme casado en la misa parroquial, sin ceremonia, vestido, trajes, pajecitos y paseillo. Pero por alguna razón, la “sociedad” nos empuja a llevar al fotógrafo que empuja al cura. En mi parroquia, que lo tienen muy controlado, todo empieza con las dos hojas de instrucciones que son suficientes para espantar al torero más valiente: Que si las flores con menganita, que si el fotógrafo zutanito, que el coro tiene que cantar esto aquéllo y de lo más allá, las arras de tal, el lazo así, el ensayo y bla bla bla. Y yo comprendo que realmente lo resumieron a dos hojas, porque lo normal serían sesenta. Pero aún así, las bodas se adornan tanto que lo que menos luce es el sacramento. Pero bueno, creo que lo del Bic va por buen camino. Yo sería mucho más feliz si Bic hiciera vestidos de novia, pajes y anillos. Tal vez así nos fijamos en el sacramento.

  6. ¿Donde esta Betsi?

Los comentarios están cerrados.