La realidad supera a la ficción. Cuando hablo de falta de formación elementalísima de muchos católicos, no lo hago porque sí. Es que uno lo constata día a día. Hoy dejo algunos ejemplos. Sucedidos completamente reales. Y no exagero un ápice.

BAUTISMO. Una de las charlas de preparación con los padres: “Mire, el padrino será mi cuñado, es testigo de Jehová, pero no creo que importe mucho ¿verdad?”

Más de BAUTISMO. La mamá que viene a la parroquia porque el niño va a hacer su primera comunión y hete aquí que no está bautizado. “Que cuándo podemos bautizar al niño para que haga su primera comunión. Ganas que tienen de complicarnos la vida a los padres. No sé a cuento de qué hay que bautizarle para eso”.

EUCARISTÍA. “Pues para mí lo importante es que comamos todos lo mismo, me da igual la comunión que pan con chorizo” (y esto lo decía una señora universitaria y de grupos parroquiales de toda la vida”).

Celebración de la EUCARISTÍA. Acabo la misa en un domingo de agosto de esos que se las trae el termómetro. Sudor hasta en las pestañas. Una buena señora, con toda su inocencia: “pues si hace calor no se ponga la casulla, ya dijo el concilio que la casulla no hace falta para celebrar”.

MAGISTERIO. Y esto lo decía un sacerdote en una reunión de curas: “Bah, el papa opina una cosa y yo otra, ¿dónde está el problema? ¿Por qué va a tener él más razón que yo?”

Nada menos que la fe en la RESURRECCIÓN: “La resurrección quiere decir que le sentían vivo en sus corazones y deseaban cultivar su recuerdo”. Vamos, como la memoria del abuelo Cebolleta.

MORAL: “Qué cosas dice usted, lo del sexo ya no es pecado, eso ya se sabe”.

CATEQUESIS de infancia. Una mamá que viene a apuntar al niño aunque pertenece a otra parroquia. Al preguntar la razón, simplemente me dice: “es que eran unos fundamentalistas de esos que dicen que hay que ir a misa todos los domingos, ¿ustedes no serán de esos, verdad?”.

En el DESPACHO. El señor que viene a hablar y se presenta diciendo que es católico. Se me ocurre preguntar con una sonrisa: “¿Pero de los que van a misa los domingos?”. Respuesta: “oiga, yo soy católico, no fanático”.

Luego, cuando hablas de la necesidad de una formación básica, te dicen que ya fueron a catequesis de comunión…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Humor, Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a

  1. marta dijo:

    textuales también:
    – prefiero ir a Misa los lunes que hay menos aglomeración…(como si fuera el mercado)
    -¿porqué el Espíritu Santo es paralítico? …(por paráclito)
    -yo de mayor seré cura para descansar… (no se sulfure P.Jorge ;))
    -si el ratón Pérez es mentira, ahora cuéntame lo de la Virgen y Jesús…( una hija mía a los 5 años)
    -voy a ser un golfo toda mi vida y cuando sea viejo ya me confesaré…
    -todas las monjas se han hecho monjas porque son feas
    ….y como estas, muchas más!

  2. Ana azul dijo:

    Increíble, pero cierto…
    Ana

  3. loly dijo:

    vale que me reí al leer lo pero luego meditando me di cuenta de la realidad que esto trae consigo, como catequista de una parroquia de un pueblo como otro cualquiera de España estos ejemplos multiplicados por 10 los tenemos todos los días, podíamos hacer un libro entre todos???

  4. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge:

    En 32 años de Maestra de la Enseñanza Pública, me ha tocado oír todo lo que dices y un poco más.
    También en mi familia, se han dado esas “gracias” que para mí no tienen ninguna.

    Un resobrino hizo la Primera Comunión, y el recordatorio lo hizo la abuela que presume de saber mucho de ordenador… Puso unos caramelos, más golosinas y globos de colores como imagen, (no había ninguna mención de lo que se celebraba). El nombre del niño, del Restaurante y la fecha.

    Oyendo como hablaba de la Comunión del nieto contó TODO EL FOLLÓN QUE PAGARON LOS ABUELOS…► Lo mejor de lo mejor◄, hasta payasos para jugar con los niños después de la comida y que los mayores estuvieran tranquilos, porque los niños se cansan pronto…. Intervine yo en la conversación, y me TAPO la boca:«Esas cosas no se llevan» salvo cuatro beatas, ya nadie dice eso….¡¡ME BEATIFICÓ!!.

    No es falta de formación solo, es vivir fuera de la Iglesia y usar o abusar de ella cuando conviene para sus fines: Lucirse y nada más…

    No quiero seguir contando porque voy más de tiempo, pero podría añadir cantidad de BARBARIDADES, como la de “PENTECOSTÉS, ya no se usa” .Esta señora, que dijo esa tontería, va a Misa todos los domingos, que no está de viaje, «porque de viaje no es obligación»…. Y comulga…Para demostrar…¿?¡¡No sé!!… Pero veo que estoy cayendo en la crítica a personas conocidas y no quiero seguir.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  5. María dijo:

    De esas tengo mil anécdotas, pero mi favorita por ser de la responsable de los monitores de confirmación de la parroquia. Una persona que se supone formada y formadora:

    “¿Decis que entraron en una iglesia y profanaron el sagrario? Bah, peor en otra que robaron un micrófono, que es más caro” Y ella seguía escandalizada con el robo del micrófono, porque total, el cura puede consagrar todo el pan que haga falta y no es para tanto, mientras que el micrófono vale un dinero.

    O de esta misma chica: “¿Pentecostés? Eso es lo de la llamitas de fuego, ¿no?”

    Y lo grave es que esa chica no solo era catequista, sino que era la responsable de los monitores de confirmación. Si las personas que tienen que formar no tienen formación, pues vamos bien.

  6. Myrian dijo:

    Estoy asustadilla leyendo los comentarios, pero efectivamente son cosas que pasan y se repiten de continuo. Para mi lo peor es la profanación de un Sagrario y hay que ver con que lo comparan. Y lo más grave ¿Quien puede dar una responsabilidad a personas que pueden ser muy universitarias pero desconocen el Evangelio por completo? Tenemos una falta de preparación enorme, yo la primera. Saludos

  7. Lo necesario es iniciar a evangelizar desde dentro y pedir los dones del Espíritu Santo para servir dignamente dentro de la iglesia.

  8. Norma dijo:

    Desde hace unos días tus notas me han puesto risueña y pensativa… Efectivamente, lo que dices puede sintetizarse con aquello de que “los católicos somos bautizados pero no evangelizados”

Los comentarios están cerrados.