El papa Francisco no convierte a nadie

 

Tan larga como previsible. Religión Digital colocaba ayer en primera una extensa entrevista con el P. González Faus para que nos contara su visión de la Iglesia ahora mismo tras la llegada del papa Francisco.

Ya digo que nada nuevo bajo el sol. Una colección de los tópicos más repetidos de los últimos veinte o treinta años entre los que hay que destacar lo del espíritu del concilio, el secuestro del Vaticano II, los pobres y que la Iglesia venda los objetos de culto valiosos para dar de comer a los necesitados. No dice nada de que los jesuitas pudieran vender edificios o regalarlos a los sin techo, habida cuenta de que van en franca disminución y les sobrarán residencias, pero quizá es de otro capítulo.

Nada original, aunque le quedó bien eso de dejar caer que “Ya se están uniendo fariseos y herodianos para planear cómo acabar con el Papa”. No hacen falta pruebas, se tira la piedra, se lanza la sospecha, y punto. Ya se sabe que toda la gente partidaria de la ausencia de censuras, la libertad de cátedra y el respeto a las minorías, cuando se trata de soltar dos mamporros suelen ser bastante contundente.

Pues en medio de tanto tópico típico, básico, hiperbólico e insípido, leí una frase que me ha dejado tocado. Es cuando dice “Hay infinidad de gente no creyente que en esta situación de mundo desesperanzado, de repente ha oído por ahí a un señor que es una autoridad y que además tiene esa cercanía y esa simpatía, y que aun siendo un hombre religioso no se va por las nubes sino que dice verdades elementales… y aunque esto no les vaya a convertir, a esa gente no creyente se le ha despertado una esperanza”.

¿Se dan cuenta? González Faus tan feliz con un papa… que no va a convertir a nadie. Pues permítanme que me haga una pregunta: ¿y si el papa no está para convertir a los hombres a Cristo, entonces para qué está? ¿Para hablar de economía? ¿Para sonreír? ¿Para recordar simplemente que hay que ser generosos con los pobres? ¿Para trasformar la Iglesia en una ONG más?

Cómo no citar ahora las palabras finales de Jesús antes de su Ascensión: “Id por todo el mundo y haced discípulos, bautizándoles y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado”. La primera tarea es la evangelización, el anuncio del crucificado, la llamada a la conversión, anunciar al Salvador. Pues por lo visto eso no es nada. Para González Faus lo que vale es que el papa no condene, que todo valga, acabar con la Iglesia actual (un capítulo de su último libro lleva por título: “La Iglesia católico-romana no es la verdadera Iglesia de Cristo”), convertirnos en una ONG más vendiendo los tesoros vaticanos, que no las propiedades de los jesuitas, y que la gente al ver al papa diga: “qué guay, no condena, no prohíbe, puedo seguir haciendo lo de siempre”.

Yo espero que González Faus se equivoque. Porque un papa “guay” y simpático, que cae bien pero no convierte a nadie, sería una desgracia eclesial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El papa Francisco no convierte a nadie

  1. carolgar dijo:

    Pues es verdad que al ritmo descendente que van algunas ordenes religiosas, entre ellas los jesuitas, bien podían predicar con el ejemplo y vender todo su patrimonio sobrante y dárselo a los pobres sin necesidad de que la iglesia venda los objetos valiosos de culto , pero ya se sabe cual es la teoria de algunos dadivosos de bienes ajenos: ” Haz lo que predico , pero no lo que yo practico” o ” lo tuyo para todos , pero lo mio para mi todito” …..¡ Cuanta hipocresia suele haber en la progresía, incluida la eclesial !

  2. Estimado Jorge, obviamente se equivoca. El Papa Francisco tiene una sola misión y es llevar el evangelio a todos los rincones de la tierra. Si además es ‘guay’, pues mucho mejor. Al día de la fecha pocas dudas pueden existir respecto a lo que el Papa quiere, y quien tenga dudas quizá tenga los ojos muy vendados.

    Pero ojo, que como lo cortes no quita lo valiente, también hay que remangarse y empezar a hacer lo que Cristo nos mandó y el Santo Padre nos recuerda con su palabra y ejemplo cada día, y no tener miedo a plantearnos si hacemos realmente todo lo que debemos, si priorizamos adecuadamente, o si nuestro modo de pensar lo tratamos de imponer a los demás con la bandera de una fe que pudiera ser más ideología que fe. En fin, cada cual sabrá en su conciencia lo que hay… nosotros como siempre continuaremos dando prioridad a la oración y escribiremos para ayudar con la gracia del Espíritu Santo.

    Para opiniones, tantas como seres humanos, aquí os dejamos enlace para que podáis leer la que nos da Juan G Bedoya en nuestro blog-> http://yorezoxelpapa.wordpress.com/2013/12/09/desmontando-a-francisco-una-radiografia-del-papa-por-juan-g-bedoya/

  3. Nauta dijo:

    Lo de González Faus es, en el mejor de los casos, lo que ud está posibilitado de entender de lo que dijo; sus respuestas son un enhebrar frases hechas y guiños para la gilada. “Una colección de las respuestas más repetidas de los últimos veinte o treinta años” . Y el título un emblema de deshonestidad intelectual, Faus no dijo nunca eso de que “El papa Francisco no convierte a nadie” es un golpe (bajo) de efecto titular asi.
    “gilada” en glosario de lunfardo y giros de Argentina: Grupo de tontos.

Los comentarios están cerrados.