Triste bajada de pantalones en la exposición de Teresa de Calcuta en Vigo

 

Tristes. Muy tristes novedades en lo concerniente a la exposición en Vigo sobre madre Teresa de Calcuta. Ya nos dijeron ayer que había levantado ampollas en los sectores laicistas y radicales porque veían el asunto como apología del catolicismo.

Pues acabo de ver la noticia aquí mismo de que se ha llegado a una solución de compromiso que consiste en quitar de la exposición unos cuantos símbolos religiosos para que nadie se moleste. Pues qué bien. Eso es lo que se llama cargarse una exposición, falsear la realidad, faltar al respeto a la beata Teresa y difuminar el fundamento de su vida y su labor: el amor a Cristo.

Va a quedar una exposición falsa, adulterada, absurda, ininteligible y vergonzante, eso sí, políticamente correcta, de pasteleo, de te quiero me quieres, amigos for ever.

Me duele en el alma porque esto no es más que una prueba más de cómo nos movemos como Iglesia: acogotaditos por el qué dirán, capaces de hacer imposibles equilibrios para no ofender a quien se ofenderá de cualquier modo, e incapaces de ser fieles a la misma beata Teresa de Calcuta, a los católicos que quieren recordar a la beata ENTERA y más incapaces aún de evangelizar, ya que si en su vida quitamos a Cristo, en lugar de presentar los frutos de una vida entregada al Señor, lo que se hace es explicar una ONG más que llevaba una señora vestida con sari.

Me imagino el asunto. Los radicales, esos que protestan por todo y además agriamente en señal de respeto a lo ajeno, montan la bronca. Los políticos, que por un voto pierden el trasero, se ponen de los nervios y ay, ay, ay y ahora qué hacemos. Llamada a los responsables de la exposición para ver cómo se bajan los pantalones sin que se note mucho. Para llegar a la conclusión de que sí, se queda la exposición, pero por la cosa de llevarnos bien suprimiendo los símbolos religiosos ¡en Teresa de Calcuta! Y alguien, supongo que en nombre de la Iglesia, dice que vale y todos felices.

Pues sepan que servidor no está feliz, aunque en Vigo la opinión de un párroco de la periferia de Madrid les importe un bledo, y que si para hacer una exposición sobre Teresa de Calcuta en un centro oficial, es decir, de todos, TAMBIÉN DE LOS CATÓLICOS, hay que falsear su vida, su motor, su centro y su todo, pues que no merece la pena.

¿Qué se hace en estos casos? No sé. Pero si a mí me pasara, y tuviera que tomar la decisión, lo tendría claro: nota oficial denunciando presiones, retirada de la exposición del lugar donde está ubicada ahora mismo y traslado a la mismísima catedral.

Seguro que muchos me dirán que no hay que ponerse así, que mejor quitar algunos símbolos religiosos, que no hay que ser tan radical, que así no llegaré a parte alguna. Puede ser. Pero es que la experiencia me dice que admitir un chantaje tiene como consecuencia vivir en la permanente bajada de pantalones. Y con los bajos de servidor no se juega.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Triste bajada de pantalones en la exposición de Teresa de Calcuta en Vigo

  1. Blanca dijo:

    Saludos Jorge,
    ¡¡Que tontos somos algunas veces!!…
    El mandato paulino de : “¡Hay de mi si no evangelizare”!, tal vez no lo conozca todos los bautizados, ….Porque son muchos los que viven a su aire…..
    Pero quienes han permitido esos “recortes” para no ofender a los que les iba a hacer “pupa” el ver símbolos religiosos, son los que tratan de complacer a quienes se oponen a que en los comedores escolares se ponga carne de cerdo…..¡¡¡ El que quiera entender…..No necesita más palabras!!.
    Sería bueno, que tú que escribes en prensa “on line” y te lee mucha gente escribas BIEN GRANDE que las exposiciones religiosas, debieran realizarse en lugares religiosos, para evitar la censura de los que aprovechan todo para borrar todo lo que sea religioso…
    Un abrazo

  2. Formas de persecución, hay muchas, y el fundamentalismo de la supuesta “tolerancia” de los progres ya huele…. Pues yo quiero que quiten de la TV los programas donde incitan a los jóvenes a tener relaciones en las primeras citas para “darse una oportunidad”, las series donde los héroes son dos homosexuales y viven acosados por los personajes de mayor edad que siempre se presentan como fanáticos religiosos, los comentarios que dan por sentado que verdades hay muchas y cada uno tiene “su verdad” , los eslóganes eufemistas que presentan el aborto como “el derecho a decidir”, y así un largo etc que considero apología del más vacío relativismo y hedonismo, del laicismo más casposo. Yo también pago mis impuestos, así que quiero saber dónde tengo que ir a protestar…

  3. JoseAntoniO dijo:

    La madre Teresa no estaría en ningún lugar sin Cristo. En Badajoz se hizo en la Catedral. Si a alguien le salen sarpullidos, que no vaya. El catolicismo es universal, pero no obligatorio.
    Si no quieren a Cristo, no quieren a Teresa.
    Esto es la promoción de la falsa solidaridad o solidaridad progre. Pero esto no es solidaridad.
    Es CÁRITAS.
    Deus cáritas est. Pero Deus.

  4. Los tibios, los cobardes, los que nos avergonzamos de Cristo…ya también Él nos negará ante el Padre. Me acuerdo de Antonio Machado, que decía: “La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés”. Las buenas personas nos prostituimos.

  5. José Ronaldo dijo:

    Entiendo que este asunto del acoso y rechazo a lo católico viene de tiempo atrás, ha sido todo un proceso. Por lo tanto no es culpa del pueblo católico español de hoy.
    Y es que bajo el pretexto de Cristo y su Iglesia, se coparon (y abusaron) puestos y espacios de poder. La divisa del catolicismo (con hermosas excepciones) parece haber sido: “Deus potens est”, en lugar de “caritas est”.
    Y esto ocurrió en todas partes; y los religiosos, los curas, los obispos y el mismo papa, más que revestidos de cercanía, de acompañamiento, de humildad, de servicio, siempre se les vio “con cara de autoridad”.
    Por eso nos parecen tan extraordinarias las actitudes de Francisco, el papa latinoamericano.
    Es necesario reconstruir la “cultura de cristiandad”, pero no desde el poder y la autoridad (autoritarismo?); y en tal nuevo inicio, muchas cosas deberán perderse, superarse …y sufrirse.

  6. Al Neri dijo:

    La vida y la obra de la Madre Teresa es imposible entenderla sin las oportunas referencias (doctrinales y simbólicas) a la Fe católica. Es verdad que Teresa llegó a ser un personaje mediático y recibió premios y reconocimientos de estados y organismos ajenos a la Iglesia, y por ello está figura no debería ser monopolizada por los cristianos. De alguna manera la beata “pertenece” a toda la Humanidad y es ejemplo para toda ella. Pero de ahí a adulterar la exposición, presentándola en plan “santa laica”, para que el rojerío esté contento y los católicos vergonzantes respiren aliviados hay un abismo que nunca debería saltarse.

Los comentarios están cerrados.