Cáritas está proporcionando el material deportivo en algunas cárceles españolas

Al menos en la prisión Madrid V situada en Soto del Real. Ayer mismo nos lo contaba en una reunión de coordinadores de Cáritas el sacerdote encargado de moderar las Cáritas de la zona.

Así como suena. El arciprestazgo de Colmenar Viejo, donde se encuentra ubicada la cárcel, lleva años colaborando con voluntariado en el centro penitenciario: clases de alfabetización, manualidades, talleres, pastoral penitenciaria. Lo sorprendente es tener que escuchar que el mismo director de la cárcel ha pedido a Cáritas que si pueden conseguir para los internos balones de fútbol y baloncesto, material deportivo como chándales, zapatillas e incluso ropa corriente porque no tienen nada de nada.
A mí me parece que ha llegado un momento en el que tenemos que preguntarnos si no estaremos haciendo el canelo.

A ver, nada que objetar a las obras de misericordia que ya sabemos que, entre otras cosas, hablan de visitar a los presos y vestir al desnudo. A un servidor lo que le joroba es que en aras de mayor ahorro, instituciones penitenciarias se cargue la partida de presupuesto que debería ir destinada a estos menesteres de vestido, calzado y elementos deportivos para los internos y se lo eche a las costillas de Cáritas con la cosa de ayudar a los débiles y aprovechándose de que somos buena gente por naturaleza.

Definitivamente estamos haciendo el canelo. No seré yo quien se muestre en contra de ayudar al desfavorecido. A las pruebas me remito. Pero eso de que los balones de baloncesto para un centro penitenciario tengan que salir de la caridad cristiana no entiendo a cuento de qué. Y cada vez la cosa tiene peor pinta. Porque así, a la chita callando, sin darte cuenta, a lo tonto, a lo bobo, los alimentos, Cáritas. Los libros escolares y todo el material, Cáritas. El apoyo cuando no hay subsidios, los balones de los encarcelados, las medicinas del menesteroso, los pañales del lactante, la beca y el subsidio… todo Cáritas.

¿Se puede saber, qué leches hace entonces el Estado? ¿Alguien me puede decir para qué pagamos los impuestos? ¿Para los partidos? ¿Para los sindicatos? ¿Para los infinitos diputados, senadores, parlamentarios, concejales, síndicos, asesores?

Aquí como ven, “to quisqui” a vivir del presupuesto. Eso sí, unos informes acongojantes sobre el mundo de las prisiones, la dignidad del recluso, la integración, la rehabilitación, el cuidado físico y mental de aquel que cayó en el error. Informes y más informes (¿a qué precio, Señor, a qué precio?) sobre todo lo que hay que hacer para gozar de unas instituciones penitenciarias modélicas, integradoras y todo lo que sea menester. Congresos, reuniones, acciones experimentales, proyectos, más informes, más personal, más medios. Y si falta para algo, se lo pedimos a estos de Cáritas que son buena gente.

Definitivamente los de Cáritas, más que ser buena gente, somos los que hacemos el canelo. Que no es lo mismo. Ya saben, lo de hermanos y primos. Cualquier día de estos el director de la prisión, sabiendo que los de Cáritas somos unos buenazos, pedirá comida para los internos. Y encima se la daremos. Insisto. No es que seamos buenos. Somos gilis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cáritas está proporcionando el material deportivo en algunas cárceles españolas

  1. María dijo:

    Totalmente de acuerdo.
    También debería tener cuidado Cáritas en cómo se gasta nuestros cuartos. Supongo que esta doña no estuvo gratis et amore, al menos viaje y estancia: http://www.europapress.es/la-rioja/noticia-ada-colau-ofrece-viernes-charla-ayuntamiento-logrono-20140116170507.html

    Con la excusa de la crisis estamos llegando a los límites máximos de la demagogia como el informe de Save the Children. No son más frescos porque no es posible. Resulta que yo y muchos familia resque jamás pasamos hambre estamos en los límites de la “privación material severa” según el informe: http://www.savethechildren.es/docs/Ficheros/644/INFORME.pdf

    *-*-*-*
    La privación material severa es la situación en la que se encuentran las personas en cuyos núcleos familiares, por no disponer de recursos económicos suficientes, se carece de 4 ó más de los siguientes elementos:

    – Mantenerse al corriente de pago de la hipoteca o alquiler y facturas corrientes.
    – Tener una temperatura adecuada en el hogar durante los meses de invierno
    – Irse de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año
    – Una comida de carne, pollo o pescado (o su equivalente vegetariano) al menos cada dos días
    – Capacidad para afrontar gastos imprevistos
    – Teléfono
    – Televisión en color
    – Lavadora
    – Coche
    *-*-*-*-*

    A este informe se apunta también Cáritas. supongo que sin haberlo leído. Por cosas como la Colau, las ayudas que los beneficiados tiran a la basura hay más de uno que se va a borrar. Muchos de los que llevan decenios colaborando con Cáritas no tiene una situación mejor.

    Apoyo lo que dice de la frescura del quidam de prisión. como Vd y yo somos como el buen vino, añejos, recordamos que la otra x se puso para balancear la x de la Iglesia. Entonces me preguntaba si los ministerios no se dedicaban a lo social a qué se dedicaban. Han superado todos a Dª Matilde.

    Saludos

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge: En mi Parroquia hay bastantes familias que pasan HAMBRE, TIENEN FRÍO, HAY ANCIANOS IMPEDIDOS que son atendidos por sus hijos que viven de la pensión del abuelo….Y Caritas está trabajando a tope para estas necesidades…..El deporte es bueno, tanto en la vida ordinaria, como en la prisión, pero no creo sea competencia de Caritas el proporcionar material para deportes. Yo no dono para eso, sino para la necesidad en la que viven nuestros vecinos debido a la brutal crisis que estamos padeciendo…..El Estado no ha hecho más que recortar al ciudadano….Sus haberes y subir impuestos…..Los católicos a través de Caritas y por otros muchos cauces, han donado para que llegue a los necesitados….Digo católicos y los que no lo son….Y si el Estado, o el Ministerio que le corresponde, mete mano en esos donativos para gastos de prisiones….Nos están tomando el pelo a base de bien….
    Caritas se tenía que NEGAR a sufragar tales gastos.
    Un abrazo

  3. Alberto dijo:

    Lo de la pastoral penitenciaria, talleres y cosas así, vale… pero lo de la ropa deportiva ya me parece un abuso. Y sí, Cáritas se debe de negar a sufragar eso. No son bienes de primera necesidad.

    Pese a todo, seguro que alguien encima para hacer demagogia pone cosas como: “La Iglesia le paga la ropa a Bárcenas en Soto”.

  4. Ana azul dijo:

    Para pedir siempre será buena Cáritas, y puestos a hacerlos no se cortan un pelo… Egoismo puro y duro
    Ana

Los comentarios están cerrados.