Sor Lucía Caram: yo también te quiero

Los progres no opinan: pontifican. Los progres no expresan su pensamiento: dictan axiomas. Y ya se sabe que un axioma es una verdad por sí misma que no necesita ser demostrada ni explicada. Las cosas son así porque las digo yo y punto. Y si te atreves a decir que no estás de acuerdo es que eres un fascista, un retrógrado, cavernícola, con, neocon, ultramontano e infocatólico.

Los progres mantienen siempre un doble discurso. Una cosa es de cara a la galería, donde entran medios como prensa, radio, televisión, blogs, escritos… y otra la intimidad. Si se trata de la galería ofrecen una cara amable, buena, santa y transfigurada donde hay un discurso recurrente en el que jamás faltarán palabras como opción por los pobres, tolerancia, moderación, acogida, respeto y sobre todo, sobre todos los todos, que no hay que juzgar. Pero ay amigo… osa rozar levemente sus falsos axiomas, rasca la superficie de su discurso buenista lleno de compasión para los débiles, atrévete a decir que sus palabras son humo y nada y descubrirás bajo ese cuidado disfraz de corderito inocente un lobo feroz dispuesto a lo que sea para tratar de destrozar al enemigo.

Hace apenas unos días escribí unas notas sobre la entrevista que hizo Risto Mejide a sor Lucía Caram en la cuatro. No se encontrará en ella la más mínima descalificación personal hacia entrevistador o entrevistada. Simplemente expuse que decir uno que no se confiesa porque el cura es peor que yo me parecía un argumento muy pobre, y que apelar a la experiencia como única fuente de conocimiento pues que más de lo mismo.

Risto Mejide ha encajado bien el artículo. Dice en su twitter, como puede leerse, que le ha hecho reír, lo cual me congratula. Pero leche con la Caram cómo se ha puesto. Nuca pensé que esta reverenda fuera tan experta en twitter. Ha bordado su autorretrato en un tweet y todavía le han sobrado letras. Qué capacidad de síntesis y qué explicaderas tiene la monja.

¿Que a un servidor no le acabó de gustar la entrevista? Pues la cosa está meridianamente clara: es que es un pobre hombre, amargado, cuyo deporte favorito es la falta de caridad. Con dos… Todo lo que ella hace es perfecto, todo ejemplar, todo redondo. ¿Qué no te gusta? Es tu problema por ser un amargado y un pobre hombre. ¿Entienden lo del axioma?

Pero es mucho mejor lo de no juzgar y respetar. Muchísimo mejor. Si tienen paciencia en leer los escritos de sor Lucía, si repasan la entrevista de la tele, verán como por todas partes habla de respeto, tolerancia, y lo de no jugar y no condenar, y de lo malos que son esos curas que hablan de pecado y se dedican a repartir condenas. Eso sí, ella puede decir, que para eso es progre, que un servidor es un amargado, un pobre hombre, dedicado al deporte de la falta de caridad. Ya ven, y yo que me creía que lo de faltar al respeto era cosa de los carcas, mientras que los progres eran ejemplo de bondad y tolerancia. Leche con la tolerancia.
Respeto a la disidencia eclesial. Respeto a la decisión de la mujer que decide abortar. Respeto a los homosexuales, respeto a los inmigrantes, a los pobres, a los marginados, a los débiles. Pero puede referirse a los zapatos rojos de Benedicto XVI como “mariconadas”, decir que la iglesia solo se dedica a mantener su chiringuito, o a quien no le baila el agua como amargado, pobre hombre y carente de caridad. Más leche con el respeto.

Solo estoy de acuerdo con una cosa que escribe sor Lucía en ese twitter: “no critica a Francisco porque es el papa”. Es verdad. El papa es el papa y me merece todo el respeto, sea Francisco, Benedicto o Juan Pablo. Cuando uno es del papa solo según quien sea el papa, algo falla. Fantástico tweet el que me dedica, sor Lucía. Enormemente esclarecedor. Solo una duda: ¿lo escribió antes o después de rezar vísperas?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Sor Lucía Caram: yo también te quiero

  1. Martina dijo:

    Yo vi la entrevista,y francamente la forma de pensar de esta monja,no me gusta nada!
    No se como sus superiores,le permiten vivir en el convento!

    P.D.Por cierto Risto quedó “enamorado” de ella…

  2. Manuel Querol dijo:

    ¿Cree usted que es bueno hacerle propaganda (comentando cosas de ella) a esa mujer…?

    • Jorge dijo:

      Hay una obra de misericordia que es enseñar al que no sabe. Y la gente necesita saber quienes son estos personajes.

      • Sigrid dijo:

        Totalmente de acuerdo. Es terrible el daño que hace ese desconocimiento. Ánimo Padre, saludos desde México.

  3. karmenflCarmen dijo:

    No es ninguna novedad que la tolerancia y el respeto de los progres dura lo que dura tu borreguísmo con ellos. Trata de enmendarles la plana en lo más mínimo que te tragas el plumier.

  4. JoseAntoniO dijo:

    Bueno, a los pobrecitos de Africa hay que darles la Buena Nueva y enseñarles a mejorar su vida. A los equivocados hay que calificarlos con precisión y caridad fraterna – a veces se hará difícil. uff…- y a los ciberparroquianos hay que ponerles una señal que diga: stop, hereje. Y sin que tiemble la mano.
    Pues ya está. Hecho.
    De colores.

  5. Ana azul dijo:

    Señal de que les picó lo que dijiste. Pero como tú dices, si se respeta, deben aceptar tu opinión, ni mas ni menos.
    Ana

  6. Carmen Lopez dijo:

    A mi me ha encantado tu comentario. Y te lo agradezco un montón. Buen retrato de los progres que yo conozco y buena ocasión para dejar todo eso en evidencia. No conocía a esa mujer disfrazada de monja, porque no he querido acercarme sabiendo lo que me iba a encontrar. Cosa que tu me confirmas de esa forma tuya clara y valiente.
    Gracias, Jorge

  7. Blanca dijo:

    Saludos Jorge,
    Sor Lucía Caram, ya se sabe…. No sé si vale la pena perder el tiempo con ella… A lo mejor a ella la gusta, ser NOTICIA y llamar la atención…
    Las Órdenes Religiosas tan severas con unas personas y tan permisivas con algún garbanzo negro…¡¡No lo entiendo!!
    Tus entradas tienen enseñanzas para todos cuantos te leemos. ¡¡Gracias!!
    Un abrazo

  8. Blanca dijo:

    Sor Lucía Caram

    A 27 847 personas les gusta esta página · 9243 personas están hablando sobre esto en FACEBOOK .
    https://www.facebook.com/SorLuciaCaram?ref=profile
    ¡¡ Se ha hecho popular
    Tiene 27.848 “Me gusta”…En el momento de mirarlo….

  9. Lucía dijo:

    No he visto la entrevista, pero a usted le sigo desde hace tiempo. ¿Que usted no tiene caridad? Ja. Supermercado de Cáritas, caridad y RESPETO al hermano necesitado. (y más cosas que no pongo por no alargarme)
    En cuanto a la doctrina: CLARIDAD. No se puede ir por ahí diciendo que respetamos el aborto, que el actual Papa es maravilloso y el anterior no, que no hace falta confesarse,… Echo de menos a los superiores de esta señora poniendo los puntos sobres las íes. La Iglesia, que yo sepa, es UNA, SANTA; CATÓLICA y APOSTÓLICA, no hay iglesia de Cataluña o de cualquier otro sitio. Y aquí no retenemos a nadie, al que no le guste que se vaya o que HONESTAMENTE trate de cambiar las cosas. Aún recuerdo a aquellos sacerdotes que daban la comunión con pan o bizcocho, decían que era para llenar la iglesia, pues dé usted la Comunión con una tapita de percebes y una cervecita, ya verá como llena… lo que pasa que ya no sería una iglesia sino una taberna. Lo dicho “ladran, luego cabalgamos”.
    Siga así.

  10. Javier dijo:

    Uno de los pocos buenos negocios que los argentinos hemos hecho últimamente, ha sido sacarnos de encima a esta monja. Siento que les haya caído a ustedes.

  11. José Ronaldo dijo:

    “Progres” existen en todas partes, ¡Y qué bueno que existan!
    En mi país conozco a tres – sacerdotes amigos míos y a quienes aprecio mucho – los que ordenando un poco los elementos, yo diría que se caracterizan por:
    – No andan buscando protagonismo personales. Tienen su propias ideas y criterios, pero saben en donde y a quienes expresarlos. Jamás se han prestado (ni lo harían) a aparecer en programas como los del señor Risto; o dando declaraciones a diestra y siniestra.
    – No toman actitudes de “profetismo”, en el sentido de verse como “los iluminados”, por encima del magisterio de la Iglesia.
    – No ven al Vaticano, ni a su curia ni a sus obispos como “el enemigo” a señalar y destruir.
    – Saben distinguir los elementos de la Iglesia que deben ser cuestionados y eventualmente modificados. Elementos “periféricos” (de tipo administrativo, de costumbres) en contraste con elementos centrales, jamás negociables. Saben que lo que dicen y eventualmente escriben, son sólo “aportes” para promover la reflexión y la profundización de muchos temas de la Iglesia.
    – Ah…y tiene una actitud de esperanza, sabiendo que las cosas de la Iglesia cambian, pero no siguiendo los tiempos y ritmos de los hombres.
    Este tipo de progres: ¡Los necesitamos en la Iglesia!

  12. carolgar dijo:

    Yo creo que esa monja pampera se equivocó de profesión, lo suyo es el circo y deberia de sentir un poquito de pudor por los numeritos que monta y mas vergüenza deberian de sentir sus superiores por consentirle tanto teatro .Me pregunto que hace una monja de clausura de sarao en sarao pontificando sobre lo divino y lo humano y si entre tanto politiqueo y literatura ( dicen que hasta ha escrito un libro) le resta tiempo para orar que se supone que a es a lo que se dedican las monjas contemplativas…..

Los comentarios están cerrados.