Servidor, lunático

Lunáticos miniA mí que alguien pierda la fe, la encuentre, la transforme o cambie el catolicismo por hacerse Hare Krisna me parece una opción completamente personal y respetabilísima. Personalmente lo puedo considerar un error como me parece equivocado alimentarse exclusivamente de hamburguesa, tomate y patatas con ali oli, pero entiendo que cada cual es dueño de su colesterol y sus triglicéridos.
Más me costaría comprender que el devoto de la hamburguesa y el kétchup se pasara el día ridiculizando a los fidelísimos seguidores de la dieta mediterránea como si tuviera que justificar algo, mientras pide respeto para su forma de alimentarse.
Que alguien que ha sido católico, y además ordenado sacerdote, haya llegado a la conclusión de que todo lo que le enseñaron eran paparruchas, que el sacerdocio tal y como lo entiende la iglesia católica es un error de bulto y que el cristianismo que vivimos los católicos es más disparatado que un muecín vendiendo chorizos a la entrada de la Meca, me da pena pero es su conclusión, la suya, y como tal completamente digna de respeto aunque a uno le cause tristeza.
Conozco sacerdotes que pasaron por esto. Un día llegaron a la conclusión de que todo se les hacía mentira y se fueron haciendo mutis por el foro. Jamás una palabra contra la institución que les regaló una formación y una vida durante años. Más aún, enormemente respetuosos con los creyentes. Demasiado pretencioso decir ante los más de mil cien millones de católicos en el mundo, que todos están equivocados.
Pues haylos. No solo que dicen que todos están equivocados, sino que no tienen problema en afirmar con toda contundencia que el cristianismo es una religión de lunáticos. Con dos razones. ¿Pedro y Pablo, Andrés, Lucía, Perpetua y Felicidad…? Lunáticos. ¿Agustín, Jerónimo, Ambrosio, Gregorio? Lunáticos. ¿Benito, Francisco, Domingo, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz? Lunáticos. ¿Teresa de Calcuta, Juan XXIII, Juan Pablo II? Lunáticos. ¿Rafaela, Joaquina, el señor Jesús, la gente que acude a rezar a la parroquia, los que van cada domingo a misa? Lunáticos. Y entre todos los lunáticos uno solo ha conseguido descubrir la Verdad de las Verdades. Mucho atrevimiento me parece.
Pues eso de afirmar que el cristianismo es una religión de lunáticos se consiente publicar en una página de información religiosa digital que se mantiene con publicidad de la propia iglesia y que varios obispos avalan con su foto y firma, pero tampoco uno tiene que entender todo, también esos obispos forman parte de los lunáticos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Servidor, lunático

  1. José Martí Florenciano dijo:

    La persona, en cuanto tal, como hijo de Dios que es, sí se merece respeto y cariño. Ahora bien: si dice sandeces, mentiras o cosas por el estilo éstas no son merecedoras de ningún tipo de respeto. Existe el derecho a la verdad pero no el derecho al error. Eso es sencillamente absurdo.

  2. Maria dijo:

    Hombre… hay que reconocer que el cristianismo tal como lo predicó Jesucristo y tal como lo viven la mayoría de los cristianos es mera coincidencia. Esa decepción me está afectando a mí también últimamente, ¿Dónde está el amaros unos a otros como yo os he amado?. ¿Dónde el amar al prójimo como a uno mismo?…No lo veo ni en los sacerdotes, son amables con la gente para un rato ¿pero de verdad les importan las personas con las que hablan, les ayudan en todo lo que pueden, les atienden en su propia casa si hace falta, les van a ver o les llaman si están enfermos ( y lo supieran, me refiero a los de su propia parroquia no a los de paso ).
    Y dentro de la parroquia, ¿Nos importan lo más mínimo las personas con las que nos cruzamos, incluso a diario en muchas ocasiones, o más bien son la mayoría igual que cualquiera que nos encontramos en la playa o en el supermercado. Hace poco el Papa ha dicho que la limosna para ser tal tiene que doler, ¡qué pocos son entonces los que dan limosna realmente!, porque con esta crisis la mayoría de la gente tiene que ahorrar, si puede, porque seguramente vengan tiempos aún peores. Y mientras ves algunas parroquias con obras de mejora que en realidad no son necesarias ¿no sería mejor emplear ese dinero en ayudar al necesitado, o en mandarlo a misiones o en pagar el préstamo?

Los comentarios están cerrados.