Triduo pascual. Por encima de grupitos, todos juntos. Podemos. Debemos

Hace unas semanas me encontré de casualidad con Alberto y Arancha. Cuánto tiempo. Una pareja joven ya con dos chavalillos. Lo último que sabía de ellos es que participaban en un grupo de oración reflexión. En este tiempo ya sabes, que si la semana santa.

¿Tú Jorge a qué hora celebras el jueves santo la misa de la cena del Señor? Pues a las 18:30 h. ¿Y vosotros? Nosotros a las 21 h. Anda…. ¿y cómo tan tarde?

Bueno, la verdad es que tenemos horarios raros. El jueves la cena a las 21 h. el viernes los oficios de la pasión a las 20 h. y la vigilia pascual a la una de la mañana. Es que verás, me explicaron, nuestro cura tiene que celebrarlo en la parroquia con toda la gente, y luego ya cuando acaba nos lo celebra a nosotros. ¿Y dónde lo celebráis? En la misma parroquia, en una sala que nos dejan. Ahí tenemos todo: misa del jueves, monumento, oficios del viernes y vigilia. ¿También el monumento? Sí, nos sentimos mejor sí, para eso nos sentimos comunidad.

A mí estas cosas me cuesta entenderlas. En la misma parroquia, la mismísima, todo repetido: hasta el monumento. Los fieles del común en el templo principal abierto a todos, y el grupo que lleva el cura Pepe con todo propio y particular, hasta el monumento.

Estos días uno anda repasando orientaciones, normas, rúbricas. Ayer leía lo que aparece en el calendario litúrgico pastoral que cada año edita la conferencia episcopal española. Por ejemplo, dice en las orientaciones para el jueves santo: “Donde verdaderamente lo exija el bien pastoral, el Ordinario del lugar puede permitir la celebración de otra Misa por la tarde en la iglesia u oratorio, y en caso de verdadera necesidad, incluso por la mañana, pero solamente para los fieles que de ningún modo puedan participar en la Misa vespertina. Cuídese que estas Misas no se celebren para favorecer a personas privadas o a grupos particulares y no perjudiquen en nada a la Misa principal.

Y más de lo mismo en cuanto a la vigilia pascual: “La práctica de organizar en una misma comunidad parroquial dos Vigilias Pascuales, una abreviada y otra muy desarrollada, es incorrecta, como contraria a los más elementales principios de la celebración pascual, que requieren una única asamblea, signo de la única Iglesia que se renueva en la celebración de los Misterios Pascuales. Hay que favorecer el hecho de que los grupos particulares tomen parte en la celebración común de la Vigilia Pascual, de suerte que todos los fieles, formando una única asamblea, puedan experimentar más profundamente el sentido de pertenencia a la comunidad eclesial”.

Sé que todos somos muy distintos y que no siempre es fácil celebrar juntos. Porque claro, nos juntamos en la misma celebración uno del opus, un Kiko, la señora Rafaela, Joaquina, Manolo y Juani con los cuatro críos, una monja que pasaba por ahí, don Venerando, férreo partidario del vetus ordo, Bea, que lleva toda la vida cantando el gozo en el alma y que acude con los abuelos que vienen soñando con volver a cantar el Tantum ergo. La tentación es salir corriendo antes de que salten chispas. Pobre tentación de humanos.

Creo que necesitamos todos hacer un esfuerzo importante por la comunión, y de manera especialísima en el triduo pascual. Vivir estos días en profunda comunión y entrega que nos lleven a buscar lo común y dar todo por la comunión con el Señor y entre nosotros. Quizá don Venerando tenga que aprender a tener paciencia ante las explosiones de gozo de Bea, a la vez que esta comprender cómo lo vive su abuela. Estoy seguro de que el kiko es capaz de renunciar a alguna peculiaridad de su liturgia como el del opus de cantar una canción de Kiko Argüello, mientras Rafaela y Joaquina ponen toda su buena voluntad mientras se fijan en lo bien que quedaron planchados los manteles.

Triduo pascual. En comunión. Con Cristo, con los hermanos. Todos juntos. Creo que podemos. Debemos

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Triduo pascual. Por encima de grupitos, todos juntos. Podemos. Debemos

  1. Enrique dijo:

    Amén. Dos mil años y seguimos igual 1Cor.3,4-23

  2. M. S. Fernandez dijo:

    Una vez mas, tiene mas razon que un santo. Estoy harta de los grupos que se creen con la exclusiva de llegar a Dios. Yo soy de la iglesia de todos. Me enriquezco con lo que me pueden aportar esos grupos y lo agradezco porque todos ellos tienen cosas buenas, pero mi iglesia es la de todos

  3. Blanca dijo:

    Saludos Jorge;
    Ya sabes que hay grupos que viven como una Iglesia PARALELA, no participan con el pueblo de Dios que tienen el horario parroquial,……Parece que están de OKUPAS en la parroquia. Local distinto a las celebraciones ellos “solitos”…..No doy nombres para no hacerles propaganda. En mi parroquia hay 3 comunidades de ese Movimiento y lo que hacen es añadir más horas al sacerdote, en estos días en que están tan ocupados….El otro día celebraron la Penitencia ELLOS SOLOS…Y el párroco me comentaba, que él hacía lo estrictamente sacerdotal: Confesar y absolver, pero no se quedaba más tiempo con ellos, aunque lo pretendían…..¡¡ Una pena!!…Y tienen la aprobación de la Iglesia para vivir de este modo….El Obispo ha tenido problemas para encontrar donde les acogiesen porque nadie les quería recibir dado que no se sabe la hora en que pueden terminar y los responsables de esos templos no querían dejarles las llaves, ni permanecer con ellos hasta que terminasen, porque al día siguiente tenían que celebrar a la hora de siempre y estarían agotados…
    ¡¡Feliz Semana Santa!!

  4. Betsi dijo:

    En grupitos no sobreviviremos

    El factor aglutinante único, dada la diversidad de pensamientos, de conductas, de intereses, de metas, de métodos, que todos podemos vivir, es el del Dios que nos sustenta.

    La unidad de los cristianos surge de la intención primera del Padre al crearnos como imagen y semejanza de la unidad esencial en la que vive la Trinidad Santa.

    Con la unidad estaremos dando al mundo el mejor signo, y estaremos viviendo entre nosotros lo que es la voluntad más alta de Dios: La unidad con Él y entre nosotros, en la que destaque definitivamente el amor que nos sirve de aglutinante.

    Que nuestro compromiso con Dios nos haga vivir el Triduo pascual con la coherencia que nos pide el sentido cristiano de la vida, que es abrazar la Cruz de Cristo con valentía y amor.

    Jorge, que Dios te bendiga por siempre !!
    Betsi.

  5. José Ronaldo dijo:

    ” La parroquia, comunidad de comunidades” VRS “La parroquia, para que cada quien organice su comunidad”. ¡Vaya cosas!
    Pero a la larga, es responsabilidad de los curas, por legitimar con sus “celebraciones privadas”, este modo de disgregar la comunidad.

Los comentarios están cerrados.