Piedad no cree que Dios sea todopoderoso

Te quedas, como vulgarmente se dice, a cuadros. Llevaba yo creo que años y años sin ver a Piedad. Bonito encuentro de amigos, del cura con una antigua feligresa. Creo que los dos hemos cambiado. Ella cada vez más progre y liberal. Servidor, por lo visto, convertido en un radical de cuidado. Cosas de la vida.

De todo lo que hablamos en un rato hubo una cosa que me llamó poderosamente la atención. No me digan cómo surgió el asunto pero el caso es que Piedad me confesó que ella no cree que Dios sea todopoderoso. La cosa ciertamente tiene bemoles, porque si Dios no es todopoderoso directamente deja de ser Dios para convertirse en otra cosa, eso te lo explica el filósofo más elemental.

Me atreví a decirle que hombre, que eso de que Dios es todopoderoso está en el símbolo apostólico, y que la Iglesia entera lo viene proclamando desde hace casi dos mil años. Que ese credo lo han proclamado y hecho vida gente tan necia, simple y poco crítica como san Agustín, san Ambrosio, san Gregorio o san Jerónimo. Que ese es el credo de santos como Antonio Abad, Benito, Domingo y Francisco. Que también lo proclamaron y confesaron así santos como Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Ignacio de Loyola y Francisco Javier. Seguí alegando que eso de que creo en Dios Padre todopoderoso lo afirmaron Teresa de Calcuta, Juan XXIII, Juan Pablo II, que lo sigue haciendo el papa Francisco, y que cada domingo lo declaran millones de católicos en todo el mundo, y que si eso no le hacía pensar que tal vez su afirmación hubiera de ser revisada.

A ver, le argumenté, si la Iglesia entera lleva dos mil años con eso de que creo en Dios Padre todopoderoso… lo mismo eres tú la que necesita revisar sus afirmaciones de fe, a lo mejor lo que te pasa es que necesitas preguntar y que te expliquen, porque claro, si Dios realmente no es todopoderoso, al final va a resultar que la Iglesia entera lleva dos mil años por el camino del error. A mí me daría vértigo negar una verdad de fe de este calibre.

Su respuesta: a mí no. La Iglesia dice eso, y vale que mucha gente también, pero a lo mejor lo dice como borregos. Yo desde luego no lo creo y me da igual lo que crean los demás, ellos tienen su forma de ver las cosas y yo la mía, y como es la mía a mí me vale. Además –y aquí viene la frase de oro- tú lo que tienes que hacer es respetarme…

Es inútil. Porque el fondo siempre es el mismo: no hay maestros, no hay normas, no hay dogmas de fe, no existen los principios generales. ¿Entonces? Pues eso: adolescentes que en cada momento reaccionan con lo que se les ocurre sin más criterio que es que yo lo veo así, y como es mi forma, pues es tan válida como la de cualquier otro. Eso se llama humildad, y lo demás son bobadas. Es fantástico: no hay necesidad de estudiar, preguntar, contrastar. ¿Y si estuvieras equivocada, Piedad? Pues es mi problema, a lo mejor el equivocado eres tú.

Es igual. Piedad, mujer, que yo te digo por qué lo creo así: la historia, la tradición, la fe, la iglesia, los dogmas. Vale, Jorge, es tu forma de verlo, yo tengo otra. ¿Tú por qué lo crees de otra manera? Porque sí. Es mi forma y es lo que vale, que es lo mío, y si no lo aceptas exactamente así, es que eres un intolerante y un radical.

Triste. Pero muy abundante.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Piedad no cree que Dios sea todopoderoso

  1. karmenfl dijo:

    Jajajaja, en efecto, “Habemos relativismo”, mi verdad, y tu verdad…. todas igual de validas….
    Esperemos que si alguno de estos lumbreras encuentran un frasco que diga en su etiqueta “cianuro”, no se empeñe en decir que “puede que eso sea la verdad del que manipuló el bote, pero que el dice que es zumo de melocotón, y que esa verdad es igual de valida….”…. bebérselo seguro que no se lo bebe…. Ayns, qué necios podemos llegar a ser, y mientras más orgullosos y menos formados, más necios.

  2. Ana azul dijo:

    Eso es muy típico de la gente de izquierdas. Si no piensas como ellos eres un intolerante, radical y fascista, pero cuando les dices que te comprendan ellos a ti, te dicen que la equivocada eres tú y que no razonas ni aceptas. Cuando les dices , “Si quieres que te respete, ¿Por qué no me respetas tú a mí?”. Porque no, estas equivocada. Y no hay quien les haga salir de ese círculo vicioso. No hay manera
    Besos
    Ana

  3. JoseAntoniO dijo:

    Lo cierto es que es imposible que posturas contrapuestas sean de igual valor. El relativismo es una nube opaca, gris, huele a humo. Parece que no hay nada detrás, y si lo hay, no importa, no lo queremos ver y decimos que no existe. Desgraciadamente podría haber un “león rugiente” detrás del humo – de la carta de San Pedro.
    Esta es la época del derecho positivo, es decir, lo que se plasma en normas, que consensuamos nosotros, es lo real. Lo demás no importa. Y el papel lo aguanta todo.

    Lo siento, yo creo en el “león rugiente”. Y, por supuesto en Dios todopoderoso.
    Allá cada uno cuando se disipe la nube delante de él.
    Dios le proteja.

    De colores.

  4. Betsi dijo:

    El hombre presuntuoso quiere enmendarle la plana a Dios!

    La fe es creer en los dogmas que enseña la Iglesia. La defensa de la fe, es la defensa de la verdad. La verdad no se adapta a los tiempos, son los tiempos los que deben adaptarse a la verdad.

    El que rechaza la verdad se equivoca. La verdad se debe amar y la verdad lleva al amor, que es mucho más fuerte que la tolerancia.

    Jesucristo, es el mayor intolerante de todos los tiempos, porque predicó la verdad y el mundo la rechazó. No toleraron a Cristo y lo mataron de una manera brutal.

    Jorge, Dios bendiga tu andar por la vida!
    Betsi.

  5. José Ronaldo dijo:

    Ignoro que formación en la fe tenga Piedad.
    Porque un niño con catequesis de Primera Comunión, ni se le ocurriría pensar como ella.
    Un joven con catequesis de Confirmación, es posible que – de acuerdo a sus procesos de pensamiento – manifieste eventualmente algunas dudas y se anime a realizar alguna que otra afirmación discrepante.
    Un agente de Pastoral (con todo y el diploma que lo acredita como tal) es posible que pueda expresar algunas propias y personales formulaciones sobre la fe y sobre Dios, similares a Piedad.
    Valdría quizás la pena escuchar sus planteamientos.
    Que un teólogo haga afirmaciones como las de Pilar…¡Uff! éso si que es serio; se impone indagar con seriedad el porqué de sus formulaciones.
    Y es que una cosa es – luego de un estudio relativamente amplio y serio de las verdades fundamentales de nuestra fe – arribar a criterios y formulaciones no precisamente ortodoxas, y otra muy distinta es hacerlo desde la ignorancia, el prejuicio o la simple rebeldía.
    Como hipótesis señalaría que la afirmación de Piedad se basa en su ignorancia de adulta, lo que complica la situación, porque un adulto ignorante oculta tal situación con la soberbia.

Los comentarios están cerrados.