Benedetti: 8 – Mateo 25: 2

Cáritas viene arrastrando desde hace algunos años un serio problema de identidad católica, aunque algo se va superando. Más aún, Cáritas vive un claro complejo de confesionalidad que le lleva a vivir su realidad como algo vergonzoso que se hace necesario disimular y diluir.

He pasado toda la mañana en una reunión con gente de Cáritas. En ella, entre otras muchas cosas, había un apartado, trabajado por gente hace alguna semanas, donde aparecían textos que deberían estar en las raíces más profundas de la institución. Sobre esos textos la gente, reunión especialmente de directivos y técnicos, debía votar para ver cuáles consideraban los más fundamentales. El más votado, uno de Benedetti: “No te quedes inmóvil al borde del camino”, con ocho votos.

Al lado, Mateo 25. Sí, ya saben: “venid benditos de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer…”. Apenas dos votos. Muy significativo. Para un grupo de personas relacionadas con Cáritas, y formado por técnicos y directivos, gana Benedetti por 8 a 2 frente a algo tan esencialmente evangélico como la parábola del juicio final.

Lo he dicho. Respuesta: “es un texto bonito”. Así nos va. Hemos cambiado la ética y el evangelio por la pura estética. Esta mañana he reivindicado, como no podía ser menos, algo por lo visto tan raro como poner en la base de toda la actividad de Cáritas el evangelio y la doctrina de la Iglesia. Porque claro, digo yo, ¿a mí de qué me sirve hablar de amor universal, solidaridad, acompañamiento o justicia si no sé exactamente qué significan esas palabras para cada uno de nosotros? Más aún, ponía un ejemplo muy simple. Ante una chica embarazada y con mil problemas, ¿qué significa amarla? ¿Facilitar que aborte o apostar por la vida? Cáritas no puede colaborar nunca con un aborto como no puede colaborar con un señor por mucho que haya decidido cargarse a su padre.

La cosa es muy simple. O tenemos claro que Cáritas es la Iglesia volcada en el pobre, y por tanto la doctrina de la Iglesia es su base, su criterio y la clave para estar con el débil, o nos convertimos en una ONG más donde el evangelio y la doctrina de la Iglesia se callan como si fuesen una lacra o algo vergonzoso que disimulamos por pura vergüenza.

No exagero nada. En Cáritas sigue habiendo gente tan vergonzante que se niegan a poner una simple cruz en un despacho por si se ofende a alguien de otra religión. Más aún, es interesante ver los carteles de las campañas de Cáritas, muy humanos, muy te quiero me quieres, pero donde el evangelio brilla por su ausencia o hay que adivinarlo tras poner mucha imaginación.

Esta mañana he dicho, en público y en pequeños grupos, que el problema de Cáritas, por encima de tecnicismos, operativas, equipos, planes de trabajo, valores, consideraciones y todo lo que queramos, es dejar clara su identidad católica y comprender, no creo que sean tan complicado, que no podemos tener otros criterios, otros valores, otros principios, que no sean el evangelio según lo ha venido transmitiendo la Iglesia durante veinte siglos.

¿Tan difícil es de comprender? Pues mucho me temo que sí.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Benedetti: 8 – Mateo 25: 2

  1. carolgar dijo:

    Ay, D. Jorge, ¡ cuanto me alegro de que coincidamos en esa apreciación! ya empezaba a pensar que yo era una persona rarita porque cuando eso mismo le dije yo un dia a una persona voluntaria en Cáritas , no le gustó nada . Porque le reclamé un poquito mas de evangelización, casi me tachó de ser persona poco solidaria porque “Dios no hace distinciones y para El todos somos iguales,independiente de la religión que practiquemos” por mas que yo le insistia en que, de acuerdo, pero que no deberia de olvidarse que Caritas es una organización CATOLICA, no vea que cara me puso.En fin, yo creo que Caritas se esta convirtiendo en una ONG más, olvidando su esencia católica, y lo mas grave es que lo hace con la total complacencia de muchos voluntarios. Claro que muchos que trabajan en Cáritas no pisan la iglesia asi que ¿ Como van a predicar su doctrina? E fin, ¡ Es lo que hay! ¡Una ONG más !

  2. joseantoni0 dijo:

    No se habrán ido ya?

  3. Enrique dijo:

    Lo de Cáritas es sólo una muestra. El catolicismo vergonzante lleva campando por España muchos años.
    Las parroquias no tienen grupos de oración ni formación de jóvenes, tienen grupos de “tiempo libre”. No tienen retiros, tienen “campamentos”. Y no te preocupes por los chavales que estos curas no son muy pesados con lo de la misa y esos rollos.
    La mayoría de grupos del Movimiento Scout Católico cuando están de campamentos o salidas les molestan las misas dominicales. Como me dijeron a mí cuando me quejé al responsable de uno de estos grupos: es que el ir a misa rompe el ritmo de las actividades programadas.
    Las órdenes religiosas se ocultan tras ONGs de una forma camaleónica. ¿quién puede descubrir a los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) tras el nombre “Promoción y Desarrollo (Proyde)?
    En los colegios de esta misma institución no se enseña religión ni se hacen retiros se hace el proyecto Hara que es un proyecto para el “acercamiento a la transcendencia” (con perdón pero a Dios que le den morcilla)¿para qué hablar de Dios si podemos hablar de transcendencia?¿O hablar de interioridad en vez de alma?
    Don Jorge, hay mucho católico vergonzante y por desgracia no sólo en Cáritas: “pero el que me niegue delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios” (Lc.12, 9).
    Cuando tenía 20 años daba catequesis en la parroquia de La Magdalena de Valladolid. Un día bajaba del autobús frente a la citada parroquia y decía a mis compañeros de facultad que me bajaba ahí porque tenía que dar catequesis. Una catequista, muy comprometida ella, me preguntó si mis compañeros sabían que daba catequesis y qué decía de ello. Yo le dije que sí que lo sabía, que nunca lo había ocultado y jamás me habían dicho nada. Ella me confesó que sus compañeros no sabían que ella era catequista y que estaba segura que no reaccionaría bien. Le dije que entonces tenía un problema.
    De esto hace 25 años y hoy sé que yo estaba equivocado. Ella no tenía un problema, el problema lo teníamos la Iglesia.

  4. Blanca dijo:

    Saludos Jorge.
    Dices:” Lo que queramos, es dejar clara su identidad católica y comprender, no creo que sean tan complicado, que no podemos tener otros criterios, otros valores, otros principios, que no sean el evangelio según lo ha venido transmitiendo la Iglesia durante veinte siglos”.
    Nada que contradecir lo que has escrito. Está más claro que el agua!!
    Gracias por la formación que impartes en tus entradas en el Espacio
    Un abrazo

  5. Pues en cuanto que deje de ser cristiana me borro, y eso que me cuesta pagar las mensualidades.
    Pero veo la necesidad de tantos y ¿que puedo hacer?
    Esto es un atropello de todo lo que pueda oler a cristiano.
    ¡Que asco de vida!
    Yo soy un heterodoxo y fans de Jesús, pero estas cosas me suliveyan

  6. Betsi dijo:

    Cáritas es el área pastoral de la caridad de toda la Iglesia

    La naturaleza íntima de la Iglesia se expresa en una triple tarea: anuncio de la Palabra de Dios, celebración de los Sacramentos y servicio de la caridad. Son tareas que se implican mutuamente y no pueden separarse una de otra.

    Para la Iglesia, la caridad no es una especie de actividad de asistencia social que también se podría dejar a otros, sino que pertenece a su naturaleza y es manifestación irrenunciable de su propia esencia.

    Cáritas necesita urgentemente una nueva conversión: la del Espíritu Santo. No lo dejemos infructuoso, inútil, en nuestros corazones. No detengamos al Amor. Dejémoslo libre.

    “El Señor te bendiga y te guarde… te muestre su rostro y te dé la paz”
    Betsi.

Los comentarios están cerrados.