En España hay más católicos que catalanes, vascos y gallegos juntos, majestad

Entre catalanes, vascos y gallegos, algo más de doce millones de españoles. Católicos, según los últimos datos, aproximadamente treinta y cuatro millones y medio. Datos para comenzar.

Tenemos nuevo rey: su majestad Felipe VI. Por fin, después de días y días, hemos superado la proclamación y entramos en la supuesta normalidad. Me preguntan qué me ha parecido todo y sobre por las palabras del rey esta mañana en las Cortes.

De otras cosas no voy a opinar, pero como católico y además sacerdote, me ha parecido algo penoso el hecho de que ni Dios ni la Iglesia hayan sido más que algún solideo perdido para dar color. Me temo la razón: una cosa que algunos llamarán prudencia y servidor denomina miedo. Pánico a que los laicistas pusieran el grito en el cielo si se hubiera celebrado algún tipo de oficio religioso, no digamos una misa como ha sido tradición en la corona española. Pavor a la posible falta de respeto a los no creyentes.

Horror a las consecuencias de la palabra Dios en algún sitio. Su majestad Felipe VI, tan cuidadoso en presentarse como rey de todos los españoles, y haciendo equilibrios y juegos malabares para decir lo que hay que decir y quedar bien con todos, especialmente con los más gruñones, no ha tenido ni el más mínimo gesto con los creyentes y con la Iglesia.

Quizá el rey ha olvidado las raíces católicas de la monarquía española. Tal vez no ha recordado convenientemente los servicios de la Iglesia a la corona desde el cardenal Cisneros hasta el encaje de bolillos de otro cardenal, Tarancón, apoyando la pacífica transición española. ¿O acaso alguien va a negar el determinante papel de la Iglesia en aquellos momentos?

Nos ha hablado su majestad de las personas que padecen de forma sangrante los efectos de la crisis, aunque se le pasó recordar que muchos de esos abandonados sobreviven gracias a los buenos oficios de una Iglesia que ni mira credos, razas o ideologías. Hemos escuchado esta mañana citar con fuerza la constitución, lástima que no hayan caído en la cuenta de que esta misma constitución reconoce la necesidad de una relación especial con la Iglesia católica.

Para los católicos ni una palabra, ni siquiera una mínima referencia a Dios, un simple “pido a Dios que me ayude”. NADA. Para los siete millones y medio de catalanes, hubo al menos un “moltes gràcies”, para los casi dos millones doscientos mil vascos, un “eskarrik asko”, para los más de dos millones setecientos mil gallegos, un “moitas gracias”. Para los más de treinta y cuatro millones de católicos, nada. Tan nada, que hasta del escudo de Felipe VI han desaparecido los símbolos de Isabel y Fernando, los reyes católicos.

Para los católicos, al menos para un servidor, triste, muy triste. No voy a decir más.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a En España hay más católicos que catalanes, vascos y gallegos juntos, majestad

  1. Myrian dijo:

    Se puede decir más alto pero no más claro y ya me parecía a mi que no te ibas a callar, vamos que estaba segura. Ayer me estuve acordando de ti Jorge mientras seguía la coronación de Felipe VI, Y lo hacía precisamente porque he echado en falta y mucho, algún oficio religioso para tal acto y cabe decir que en ese sentido me he llevado una decepción y verdad es que el hecho de excluir a Dios de tan importante evento me llamó poderosamente la atención en una España católica al menos por tradición.(Sin embargo los nuevos Reyes parece ser que visitarán el Vaticano) eso no me cuadra. Si que he visto en la tele algún representante eclesial claramente identificables por la vestimenta. A estas alturas yo creo poco en la política por lo que me da lo mismo el tipo de gobierno que se tenga, lo único que me importa es que haya paz y quien lo haga, mire con atención a los que no llegan a fin de mes, a los que no tienen trabajo, a los que carecen de todo…que no miren al otro lado, que los miren de frente, que vean sus necesidades y traten de empatizar con ellos y no echen el muerto a Cáritas, que busquen ellos una solución al grave problema, que es su trabajo y no de la Iglesia, tenemos muchas familias o personas que están claramente en la exclusión social y eso es lo que me duele y clamo por ellos. Afortunadamente mi situación no es esa y nunca lo ha sido, pero me duelen los que no están en las mismas condiciones que yo. . A falta de oficios religiosos en el histórico día de ayer, hoy tenemos en la parroquia Exposición y Adoración al Santísimo, tengo intención de acudir y en mis oraciones tendré presentes a los nuevos Reyes, rezaré por ellos y sus intenciones para que Dios les llene de bendiciones y aciertos en su reinado. Larga vida a los reyes, amén.

  2. No se puede negar la vinculación histórica de la corona con la Iglesia Católica y es cierta la desaparición de esos símbolos y al igual que usted opino que ha podido el miedo sobre la fe. Ahora bien, prefiero un rey consecuente con su fe en sus decisiones de cada día, que un Obama que tiene a Dios en la boca día si y día también, pero sus decisiones son completamente contrarias a ese Dios que cita en todo momento.
    Lo que también estaría bien es que algún obispo (el de Madrid, o el Cardenal primado de España, o ….) convoque a una misa a los fieles que quieran por el nuevo rey… ahí lo dejo por si pudiera servir de idea a alguien😉.
    Desde antaño la autoridad real se ha considero que proviene de Dios, el Rey que no tenga esto claro, verá caer su corona y llegar la república, que no tenga la menor duda.

  3. Blanca dijo:

    Lamentable pero es la cruda realidad de España.
    Me pregunto si la ausencia de un Crucifijo, ha sido por imperativo del Gobierno o a petición del Rey Felipe…
    Somos muchos católicos los que pedimos que el Señor le ilumine y la nación salga de este túnel que está siendo muy largo y muy duro para muchísimos españoles.
    Los católicos en estos momentos nos tenemos que dar cuenta de que no queda más remedio que ser TESTIGOS del Evangelio, a tiempo y a destiempo… Si no lo hacemos nosotros, nadie lo va a hacer.
    Los musulmanes se están metiendo por todos los sitios y exigen se les respete sus creencias y sus prácticas religiosas exigiendo lo que les obliga su religión….
    Y nuestros representantes son tan BOBOS que están desterrando el Crucifijo de todos los lugares públicos porque somos un estado laico…Tienen poca memoria… No recuerdan nuestra historia y los valores que ha aportado la religión a España…
    Un abrazo

  4. carmele dijo:

    Así es, P. Jorge: para un servidora, triste, muy triste. Penoso y mas que penoso. Ya desde que anunciaron que no iba a haber ningún símbolo del Evangelio, no quise ni mirar. Con mi poco aprecio que tengo a la institución monárquica y al proceder de sus componentes ( salvo el mero cristiano, que doy a cualquier persona..)…: ¿ Que especie de representación es una coronación sin referirla a lo más Alto, de donde viene toda autoridad…? Sobre arenas movedizas me parece a mí que se esta tratando de sostener… ¡Que lástima de país y cuanto desprecio a lo que verdaderamente vale, que son nuestras raices y tradiciones cristianas!
    Rezar, rezar y rezar, por nuestro pais y pedir perdón a Dios por semejante ofensa que se le está haciendo con semejantes actitudes.

  5. POQUITO A POCO VAMOS CEDIENDO Y AL FINAL “LACATOMBE”
    Lo siento porque la corona pueda perder apoyos de los católicos.
    Pero allá con lo que Dios disponga.

Los comentarios están cerrados.