En la muerte de mi madre, Alicia

ALICIA GUADALIX JIMENEZ Esq2 280614-01

Este pasado viernes, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, de quien era especialmente devota, falleció mi madre, Alicia, a punto de cumplir los cien años de edad.
Como en el caso de mi padre, Dios me ha concedido el extraordinario favor de administrarle los últimos sacramentos y recoger su último aliento mientras le impartía la absolución sacramental y la bendición de Dios. Finalmente he tenido la dicha de presidir la misa de corpore insepulto y el entierro de sus restos junto a los de mi padre.
Me decía un amigo ayer que los sacerdotes tenemos el privilegio de responder al regalo de la vida que nos hicieron nuestros padres con otro mayor: el de administrarles los auxilios de la Iglesia que les permitan entrar en la vida eterna. Qué grande, me decía este amigo. Ella te dio la vida terrenal, tú la has preparado para su llegada a la vida eterna.
¿Quién entrará en la mente de Dios? ¿Quién comprenderá sus designios? Nosotros, como simples mortales, confiamos y esperamos. Pero han sido días de gracia y de esperanza.
Hace días lo venía pensando: que gran día para morir el del Sagrado Corazón a quien mi madre tenía tanta devoción que nos inculcó a nosotros. En casa no se entraba ni se salía sin saludar al Sagrado Corazón. Tanta devoción que, permitidme el secreto, yo nací durante su novena y por eso el nombre que me impusieron en el bautismo fue el de Jorge del Sagrado Corazón. Ayer, en la misa exequial, aunque era el Sagrado Corazón de María, me permitií volver a repetir la liturgia de la solemnidad del Corazón de Jesús. Seguro que lo comprendieron Madre e Hijo.
Para un sacerdote la mayor satisfacción es acompañar a un católico en su tránsito de este mundo al Padre. Imaginad la paz que te deja hacerlo con la propia madre. Hoy puedo decir que mi madre ha fallecido confortada con los auxilios de la gracia que la Iglesia nos regala. ¿Puede haber una alegría mayor?
Os agradezco a todos el recuerdo y la oración en estos días. Pido a Dios que el día de mi tránsito desde este mundo tenga la suerte de ella: un sacerdote a mi lado que recoja mi último suspiro y me ayude a salir de este mundo confortado por los auxilios de nuestra fe. Que así sea.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a En la muerte de mi madre, Alicia

  1. Rafael dijo:

    Estimado amigo, ofrezco esta mañana la Misa por su madre.

  2. José Ronaldo dijo:

    “Pido a Dios que el día de mi tránsito desde este mundo tenga la suerte de ella: un sacerdote a mi lado que recoja mi último suspiro y me ayude a salir de este mundo confortado por los auxilios de nuestra fe. Que así sea.”
    Que así sea, Padre Jorge. Con aprecio y simpatía, desde Guatemala. Yo

  3. Blanca dijo:

    Cuando muere una madre NADA es igual, la vida cambia
    Hay momentos duros en la vida y ahora te está tocando vivir uno…Es LEY DE VIDA y los cristianos sabemos que estamos de paso, pero, a pesar de ello….Es duro…La vida cambia y parece que nos han arrancado algo de nosotros mismos…

    Por anciana que sea una madre….Es una MADRE y la separación de ella para siempre mientras estemos en este valle de lágrimas es dolorosa.
    Te acompaño en tu dolor con mi oración.
    Tú has tenido la gran suerte ,plagiando unas palabras tuyas, de haber recibido la vida de ella y prepararla tú para lo otra vida….Es un consuelo dentro de la pena….El duelo dura 6 meses dicen los expertos…La esperanza dura siempre…..
    Un abrazo amigo

  4. Enrique dijo:

    Mi más sentido pésame por lo que supone de pérdida y mi enhorabuena por el privilegio que ha tenido como sacerdote e hijo. La tendré en mis oraciones de hoy.

  5. karmenfl dijo:

    Un saludo muy afectuoso desde Sevilla.

  6. Un fuerte abrazo; las madres cristianas transmisoras de vida de fe y vida solidaria, generadoras de vocaciones entregadas a Cristo y su Iglesia…estaremos fuera de Madrid en oración.

  7. Maria dijo:

    Mi más sentido pésame, gran gracia la tuya y la de tu madre que la acompañases en esos duros momentos. Ya descansa al lado del Señor y de su amado esposo.

  8. Myrian dijo:

    Desde asturias, yo también quiero ser partícipe de tu dolor Jorge. Desde que te conozco virtualmente hace ya muchos años muy pocas veces, pero algunas nos has hablado de ella y bien es verdad que de vez en cuando me he preguntado ¿Qué será de la madre de Jorge? ¿Vivirá? Lógicamente nunca he preguntado porque no me he atrevido, porque era algo tuyo, privado y que solo a ti pertenecía. Y hoy al ver la esquela he sentido una cosa…y has tenido la amabilidad de hacernos partícipes del suceso, gracias Jorge. La incluyo en mi oración, como tu has hecho con los míos en muchas ocasiones y me uno a tus sentimientos, porque una madre es una madre aunque se entienda que ya ha cumplido. Es hermoso leer que su hijo la ha asistido en sus últimos momentos y presidido su entierro, seguro que ella también se sentía feliz desde su estado. Yo recuerdo que cuando murió la mía me elegí a mi misma (lo necesitaba) para el rezo del Santo Rosario en la Iglesia parroquial y lo hice con todo el amor y fuerza de mi espíritu, es algo que sale de muy adentro en esos momentos. Con tu permiso copio la esquela de tu madre, para guardarla donde guardo la mis seres queridos fallecidos y también la del jóven donante que nos ha donado un corazón hace unos años y gracias al cual mi marido vive. Mi oración por ella y un abrazo desde el fondo del alma para ti.
    Descanse en la Paz del Señor.

  9. Jorge, paz y bien. Me uno a tu dolor por la muerte de tu querida madre, pero al mismo tiempo te felicito. ¡Que suerte! una muerte así es una gracia grande de Dios y en un día tan señalado; el Señor, sin duda le ha recompensado y estará gozando ya de la felicidad del cielo. Pido por ella, pero doy gracias a Dios por su vida y espero que ella rogará por todos.
    Un abrazo para ti lleno de la paz de Dios.

  10. ¿Que decir? Dios provee de todo “EBEN EZER”
    Prometo orar por su descanso bajo el manto amplio y hermoso de Jesús.
    Descanse en Paz.

  11. Ricardo Nieto dijo:

    Un abrazo fuerte, Jorge,de esta familia. Rezaremos por tu madre que a buen seguro estará al lado del Señor en su Gloria. Ricardo.

  12. Pingback: Ha fallecido la Madre de P. Jorge González Guadalix | Ramita De Dios

  13. Betsi dijo:

    Silencio y Paz

    Alicia fue llevada al país de la vida ¿Para qué hacer preguntas?. Su morada, es el Descanso y su vestido, la Luz. Para siempre.

    Dios mío, Señor de la Historia y dueño del ayer y del mañana, en tus manos están las llaves de la vida y de la muerte. Sin preguntar llevaste contigo a Alicia a la Morada Santa, sus seres queridos cerraron sus ojos, bajaron la frente y simplemente te dijeron: está bien. Sea.

    El sol brillará por siempre sobre su frente, y una paz intangible asegurará definitivamente sus fronteras. Duerma su alma inmortal para siempre en la paz eterna, en tu seno insondable y amororo, Padre de misericordia.

    Silencio y Paz.

    Jorge, tu madre es una santa. Velará por la familia. Descubrirás que el cielo brilla más ahora, una estrella entrañable irradia su luz con amor. Que la paz de Dios inunde los corazones de toda la familia.

    Abrazos,
    Betsi.

  14. carolgar dijo:

    DEP y que Dios la acoja en su gloria . Seguro que ya lo ha hecho.Mis condolencias para ud.

  15. pepa dijo:

    No se me ocurre nada más que decirte que ya sé lo que se siente cuando la madre se va. Por ello me uno a tí en tu dolor, te prometo oraciones ( no sé muy bien si para ella o a ella por nosotros) y te comunico mi envidia por su vida, la de hasta ahora y la nueva. Muy fuerte el abrazo que te envío. María José.

  16. Carmen Lopez dijo:

    Un abrazo grande, Jorge. Rezo por su alma

  17. JoseAntoni0 dijo:

    Yo no desearía nada mejor para mi. Descanse en la Paz del Señor
    De colores

  18. maribelad87 dijo:

    No hay mayor consuelo que el saber que en el momento en que Dios llama a una persona , esta se encuentra preparada con los sacramentos.Yo me uno a tu oración y también pido a Dios que el día de mi tránsito desde este mundo tenga la suerte de ella: un sacerdote a mi lado que recoja mi último suspiro y me ayude a salir de este mundo confortado por los auxilios de nuestra fe. Que así sea.
    Un abrazo
    aribel

  19. German. dijo:

    Mi mas sincero pesame. Que laluz de Cristo brille para ella eternamente. Reciba mi cariño y oraciones. Un abrazo.

  20. María dijo:

    Mi condolencia y oraciones Don Jorge.

  21. María dijo:

    Mi más sentido pésame. Mi oración agradecida a Dios por este sacerdote y por su madre a quien de seguro tendrá en su seno.
    Ofrezco la Santa Misa por ella hoy .

Los comentarios están cerrados.