Hartito estoy de la opción por los pobres

Descubro con sorpresa y dolor con cuánta facilidad se manipula y utiliza torticeramente a los pobres hasta convertirlos en arma arrojadiza. Lo sabemos desde hace mucho: todo progre desnortado y pasado de rosca lo único que sabe decirte es que hay que estar con los pobres y que pobres para arriba y pobres para abajo.

Da igual de lo que hables: oración, sacramentos, moral, liturgia, sagrada escritura… digas lo que digas, será filfa, porque aquí lo importante es estar con los pobres. Además esto de los pobres tiene una enorme ventaja, y es que exime de estudiar, rezar, pensar… Te exime, y esto sí que es curioso, hasta de las mismas reuniones o planificaciones de Cáritas. Nada vale, nada sirve, nada tiene sentido más que estar con los pobres… según el peculiar sentido que tal cosa tenga para cada uno, que en ocasiones es bastante chusco.

Bueno, pues no se crean nada de esto. Nada de opción por los pobres, nada de dejarse la vida por los débiles, nada de inmolarse por el desheredado. Nada de nada. Pero que nada de nada.

Ayer me ha llegado una parejita proveniente de una parroquia bastante lejana de la de un servidor preguntando por el despacho de Cáritas porque lo están pasando mal. Les he dicho que se dirijan a su parroquia, una parroquia que me conozco, de opción por los pobres, venta de Vaticano y párroco insertado en lo social. Pero me dicen que es que Cáritas no funciona hasta septiembre. Leche. He preguntado y me lo confirman. Más aún. Es que en agosto la parroquia CIERRA –sí, cierra literalmente- quince o veinte días y no hay ni misas porque el párroco se ve de vacaciones.

Sigo. Porque recuerdo el verano pasado que desde Cáritas nos pidieron ayuda de alimentos para unas familias que viven a no menos de seis o siete estaciones de metro de la parroquia porque en sus respectivas parroquias durante dos meses no podían ofrecer este servicio.

Así también me dedico yo a los pobres. Ni despacho, ni alimentos, ni proyectos ni nada, y la parroquia cerrada dos o tres semanas en verano.

Es que uno, verán ustedes, se harta de aguantar algunas cosas. Por ejemplo, que eso de las capillas de adoración perpetua es espiritualidad desencarnada, que menos Santísimo y más estar con los pobres, que lo de la adoración es preconciliar, y que cuidar la liturgia es una memez y un perder el tiempo porque lo que hay que hacer es estar con los pobres.

Estar con los pobres es otra cosa. Es tener el despacho abierto TODOS LOS DÍAS por si alguien necesita pan, consejo, consuelo o esperanza. Es poder ofrecer una respuesta al hermano en necesidad sea enero, marzo, junio o el 15 de agosto. Es celebrar misa para dos viejecitas que jamás podrán salir de su casa en verano porque no les llega para nada su pensión.

Todavía ayer un laico de una parroquia “muy comprometida” en lo social. Que los horarios oprimen, las estructuras matan, los programas empobrecen, y que tener proyectos concretos en las parroquias aleja de la realidad. Perfecto. Pero que si pueden mandarnos gente al economato aunque no sean de la zona, ya se sabe que hay que ser libres…

Pues eso. Que la opción por los pobres al final, para mucha gente, es no hacer nada, criticar al que hace algo, y encima pasarle el problema. Además de sonreír con superioridad ante la capilla de adoración perpetua… que ya se sabe que es cosa del pasado.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Hartito estoy de la opción por los pobres

  1. karmenfl dijo:

    AAAAmen.

  2. Blanca dijo:

    Saludos Jorge: En el mundo que yo vivo, los párrocos se toman vacaciones, o van de excursión con la parroquia o de peregrinación, dejando atendido el trabajo de la parroquia por otro sacerdote. Se van turnando para que no quede nada desatendido.
    La pareja que te visitó tal vez no haya sido verdad que su parroquia ha cerrado cáritas hasta septiembre. Porque también hay mucha picaresca entre los que van a pedir a caritas a varios sitios, a pesar del control que se tiene. Eso de que la Parroquia CIERRA por vacaciones….Me parece un chiste: Vivo en un lugar de veraneo por ser puerto de mar y tener una provincia bellísima. Aquí aumenta el trabajo en verano…. Pero también he vivido años atrás en otro sitio que se despoblaba en agosto, y estando en Acción Católica, conocí bien el funcionamiento de las Parroquias y NO CERRABAN POR VACACIONES, a pesar de que iba poquísima gente porque se iban de vacaciones buscando el mar o la montaña….
    DICES:” Estar con los pobres es otra cosa. Es tener el despacho abierto TODOS LOS DÍAS por si alguien necesita pan, consejo, consuelo o esperanza. Es poder ofrecer una respuesta al hermano en necesidad sea enero, marzo, junio o el 15 de agosto.” Así lo entiendo yo, porque hay hambre de muchas cosas. No solo de pan, también de ser escuchado, de ser aconsejado, de ser aceptado, etc., etc.….
    Nadie da lo que no tiene y para optar por los pobres en una acción total de servicio, que no siempre es DAR, hay que tener un resorte especia, tener AMOR cristiano de compartir lo que sea…. Y eso necesita ORACIÓN, Lectura del Evangelio…. Que nos de LA ALEGRIA DEL EVANGELIO, que nos REGALÓ bien recientemente en su exhortación el Papa Francisco…. De lo contrario nos vamos enfriando, dejamos de tener la ilusión del “amor primero”…Y nuestro compromiso de vivir con entrega LANGUIDECE…. Y a veces termina por apagarse….
    Yo no creo todo lo que me dicen… Y menos en materia de caritas…El otro día escuché que a Caritas van quien menos lo necesitan…..¡¡¡ A ver si ahora van a aparecer los que se han forrado con la crisis, para gastar menos de lo suyo!!
    Un abrazo, Jorge, y gracias, siempre gracias por tus enseñanzas

  3. ¡Gracias! Que es verdad. Que nos hacemos los buenitos y nos contentamos con apariencias. Que se tergiversa todo lo que el Papa diga. Que si los “pobres”, que si esto, que si “Iglesia pobre”. Creo que hay que hablar de “Iglesia sencilla”, no “pobre”. Al final, si la Iglesia (que somos todos) no tiene un centavo en el bolsillo, ¿cómo ayudamos materialmente a alguien que lo necesite? Y que pobres somos todos, en un sentido o en otro, hasta los que se creen ricos.

  4. Maria dijo:

    Pues tienes más razón que un santo, y si en una parroquia están 2 o más sacerdotes está claro que deberían turnarse, pero cuando hay 1 solo sacerdote también es comprensible que se tome aunque sea 15 días de descanso al año porque si no terminaría quemándose, sacerdotes como el cura de Ars o el Padre Pío que trabajaban 265 días al año y casi 20 h al día recibían una fuerza especial de lo alto debido a su santidad pero no es asequible para el resto de los mortales, aunque todos estemos llamados a la santidad.

    Estar con los pobres es otra cosa. Es tener el despacho abierto TODOS LOS DÍAS por si alguien necesita pan, consejo, consuelo o esperanza. Es poder ofrecer una respuesta al hermano en necesidad sea enero, marzo, junio o el 15 de agosto. Es celebrar misa para dos viejecitas que jamás podrán salir de su casa en verano porque no les llega para nada su pensión

  5. Horacio Castro dijo:

    Gracias Padre Jorge por otorgar claridad a este tema. “Se manipula y utiliza torticeramente a los pobres”. Muy buenos los comentarios. Apuntan alto. Por su relación con el Evangelio y el problema de la pobreza, sumado a las recientes palabras del Cardenal Martino recordando que Jesús dijo que siempre tendríamos pobres con nosotros, le pido que permita la publicación del enlace http://www.conelpapa.com/cursojovenes/pobreza/

  6. Horacio Castro dijo:

    El anterior comentario también se lo he enviado a http://infocatolica.com/blog/cura.php/1407031105-hartito-estoy-de-la-opcion-po pero el sistema para el ingreso de Comentarios lo impide.

  7. marta dijo:

    La Iglesia es mucho más que una ONG, que también! Una Ong del alma ante todo
    Un abrazo y mi sentido pésame

  8. Es que hay quien no entiende que la opción por los pobres es consecuencia de que creemos en un Dios que nos mandó que nos amaramos como el nos amó, y a ese Dios, que es todo amor, hay que amarle y adorarle como nos “pide el cuerpo” hacerlo.

    Si quitas a ese Dios, a esa capilla de adoración, a esas misas, grupos de catequesis y hasta el coro, la opción por los pobres desaparece, es muy simple y difícil no entenderlo porque lo ve hasta un duro de mollera como yo.

  9. francisco dijo:

    hay muchas clases de pobres, los hay que no tienen casa, los hay que no tienen estudios, los hay que solo piensan en ellos mismos, los hay que te tratan mal, los hay que no son agradecidos, los hay que son exigentes, los hay que no se lavan, los hay que no tienen que comer si no se lo das tu, los hay que no saben buscarse el sustento diario también los que no encuentran ese sustento diario los hay que hasta sus vestidos son pobres y andrajosos los hay que van bien vestidos, los hay que huelen bien, hay muchas clases de pobres una de las cosas que nos hermana mas, es que todos tenemos pobreza de algo y que si somos o pretendemos ser seguidores de Jesús, quizás deberíamos seguir su Palabra.
    Hay mas tipos de pobres, los que acumulan riquezas, los que gobiernan mal, a sabiendas, los que mienten ,a sabiendas, los que manipulan en su interés, el mundo es muy complejo realmente pero hay una guía para transitar por el con Amor, La Palabra, la Buena Nueva, el Evangelio.

Los comentarios están cerrados.