La beata Teresa de Calcuta no va a los talleres de espiritualidad de Manresa

Ni sus hermanas tampoco.

Aunque alguna vez ya lo he dicho, es de esas cosas que de cuando en cuando merece la pena recordar. Un servidor hace tiempo que tiene como criterio para su personal vida cristiana y su acción pastoral hacerse la siguiente pregunta: ¿la beata Teresa de Calcuta se apuntaría a algo así? ¿Enviaría a sus hermanas a un curso de este tipo, a unos ejercicios de esta forma, o les invitaría a leer libros de tal autor o tal espiritualidad? Si la respuesta no es claramente positiva entonces lagarto, lagarto, no es propuesta de fiar.

Acaba de llegar al correo de la parroquia la propuesta de actividades de la Cueva de San Iganacio de Manresa, un centro jesuita que se presenta como centro internacional de espiritualidad. Merece la pena conocer las ofertas, para acudir o salir huyendo, depende ya de la idea de cada cual.


Las ofertas quizá fueron originales en los años sesenta. Hoy ni eso. Pero nos ofrecen, por ejemplo, “un camino de oración basado en la quietud postural, la respiración y la repetición de una invocación o mantra mediante una sucesión pautada de meditaciones en común. La dieta es vegetariana”. También tiene su gracia la propuesta de “una introducción intensiva a la oración contemplativa, mediante el aprendizaje de la postura corporal, con ejercicios de yoga, de respiración y de visualización para conducir al umbral del silencio”.

No se pierdan bajo ningún concepto una cosa que consiste en “Un camino práctico, vivo y actual de madurez humana, inspirado en el Zen japonés y en San Juan de la Cruz, que nos permita vivir un encuentro interior y exterior. Se tendrá en cuenta una buena postura para calmar el cuerpo, calmar la imaginación y tomar como base la Atención, Concentración y Respiración. Regularemos el cuerpo, la mente y la respiración para poder vivir la calma necesaria y vivificante”.

Interesantísimo “El Taller Base de Enneagrama, en su 16º año de edición, consta de tres fines de semana dedicados al descubrimiento y profundización de la teoría enneagràmica… La metodología incluye presentaciones y discusiones de la teoría, ejercicios individuales y en grupo, así como la identificación de enneatipos a través de personajes de películas”.

No. No acaba ahí la cosa. Porque tampoco es manca esta otra posibilidad: “técnicas corporales en el campo de la espiritualidad, especialmente de la postura y la danza contemplativa. Asimismo se busca establecer la conexión danza y espiritualidad a nivel experiencial”, aunque también es provocativo apuntarse a “nuevos aprendizajes clave para disfrutarlo y acceder a lo que llamamos espacio interior: atender, respirar, rendirse, visualizar, sentir, posturas, hablar, energetitzar y fluir…” especialmente lo de energetizar… que debe ser la leche.

Pueden seguir. Encontrarán cursos para entender el simbolismo de los sueños, practicar la conciencia plena, o una impactante actividad que de describe como “Qi (energía) Gong (ejercitar, cultivar), permite ejercitar nuestra energía vital, en el contexto de la Energía Universal. Cultivar y experienciar el Qi propio y el Qi que configura el Universo, la Creación, como una unidad de lo visible y lo invisible, de lo tangible y del misterio inefable. Se practicaran ejercicios dinámicos, suaves, armónicos y meditaciones, dejando que la Energía pura divina, Dios, haga en, con y por nosotros”.

Yo de estas cosas ni entiendo nada ni ganas de hacerlo. Pero imagino cosas y me entra la risa floja.

Imaginen conmigo, no se corten. Vean a la beata Teresa de Calcuta reunida con sus hermanas y programando días de retiro y de ejercicios espirituales para todas ellas. De repente se levanta una y dice que le apetecería mucho eso de la postura corporal y el yoga. Otra pide permiso para avanzar en la madurez con el zen y San Juan de la Cruz. Esa de allá dice que necesita conocerse y quiere ir a unos cursos de enneagrama, mientras que esta otra lo que de verdad ansía es hacer danza contemplativa para energizarse mejor. Una hermana joven de repente pone los ojos en blanco para pedir que le dejen experienciar el Qi propio y el ajeno en la fusión con la Energía pura.

¿Qué piensan que diría la beata Teresa?

a) Esta encantadísima con sus hermanas, da permiso a todas y se va con ellas a Manresa para apuntarse a lo de adquirir la conciencia plena.

b) Pone cara de póker y les dice que ya verá, y que mientras mejor unas horitas de adoración al Santísimo.

c) Directamente les dice que si están tontas y que a trabajar y a rezar como toda la vida y que se dejen de bobadas.

(Si creen que la primera, me voy a Manresa. Si la segunda, sonreiré. Si la tercera, es que definitivamente conocen bien a Teresa, la de los pobres). No faltará quien diga que es que es una religiosa muuuuuuuuuuuuuuuuuuy antigua. Sí. Y más comprometida con los pobres que todos los del Qi y la danza juntos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La beata Teresa de Calcuta no va a los talleres de espiritualidad de Manresa

  1. Blanca dijo:

    ¡¡¡Bienvenido, amigo!!!… Ya nos contaras de la peregrinación

    Habéis caminado por la tierra de Jesús… Suerte que yo no voy a tener. Cuando pensaba en el viaje, el gran sueño de mi vida…. El Señor tenía otro plan para mí , y una penosa y larga enfermedad me lo impidió….Al año siguiente no me atreví, y la amiga que iba a ir conmigo se unió a otras amigas….Yo no tenía fuerzas para una paliza de esa categoría y me he resignado.

    He visto los textos a los que aludes en tu Entrada.
    Se me hace raro que los Jesuitas, precisamente tengan esta oferta y con esa metodología…. No son precisamente los Ejercicios de San Ignacio que todos hemos hecho tantas veces, nada de lo que ofrecen.

    Vi el nombre de una mujer entre los que participan (Mª Victoria Hernández Alcaide) y temí ser una conocida mía, religiosa jubilada, que anda por la vida con esas experiencias y otras parecidas…Me equivoqué. Son de la Institución Javeriana que en tiempos, conocí, porque nos alojamos de paso en Madrid en una Residencia de ellas y guardo buen recuerdo. Nada me llamó la atención. Hace muchos años y entonces no había aparecido esto.

    Sigo contigo: NO ME IMAGINO A LA MADRE TERESA DE CALCUTA, ni por lo más remoto con ese tipo de espiritualidad….Ni a la M. Teresa, ni a ninguna de las RR que están dando vida a conventos de vida contemplativa, vacíos hasta hace poco, pero…. Que están surgiendo vocaciones de gente joven y preparada…. Que cantan, oran, se mueven, en el recreo, juegan al balón…Y RESPIRAN, porque si no se ahogan, pero su respirar es normal, sin programar…Sin invocación mantra (¡¡Qué cosas hay que ver!!)
    Hacen mucha oración y también trabajan mucho, pero SIN….” Cada cambio de estación, silencio y músicas del mundo”….Como he leído en el artículo que vi en el enlace que nos ofreces.
    Por citar a alguien, os sugiero buscar en Google, Carmelitas Descalzas de Valladolid…
    Gracias por tu entrada, que si no es por lo que nos dices no tendría ni remota idea de todas estas cosas tan modernas.
    Un abrazo

  2. María dijo:

    Hace tiempo escribí un comentario parecido, pero creo que voy a repetir lo que dije en aquel momento. Hay muchas herramientas para conseguir el mismo objetivo, que no es otro que el ponernos en presencia de Dios, siendo conscientes de Su Amor, y dejarnos transformar por Él, que yo creo que es la razón de hacer de oración.

    Habrá quien necesite o le ayude el tener una cierta música y a otros en cambio estar en completo silencio, hay a quien el “cuerpo le pida” ponerse de rodillas y otros que hagan oración sentados o paseando. Yo necesito estar quieta en la capilla y me ayuda muchísimo el poder escribir, pero conozco gente a quienes lo que ayuda es estar al aire libre y poder moverse y pasear, para orar.
    Enseñar técnicas y formas distintintas para que cada persona encuentre la forma en la que más cómoda se sienta, no sé qué puede tener de malo.

    Yo he hecho danza contemplativa un par de veces en mi vida, y una vez superada la vergüenza inicial, he de reconocer que me sorprendió muy gratamente. El poder orar con todo el cuerpo fue una experiencia enriquecedora. Con el cuerpo nos expresamos con los demás: damos abrazos, beso, mostramos cercanía o rechazo, etc,… y fue muy bonito poder expresar alabanza, agradecimiento, apertura, etc con mi cuerpo a Dios. No es la forma habitual en la que yo hago oración, pero desde luego que fue algo positivo y de lo que gardo muy buen recuerdo, y no entiendo que nadie pueda ver en ello nada negativo.

    Dices que no es algo novedoso, y tanto que no es novedoso! Pero si la danza y el canto como alabanza a Dios es algo que ya practicaba el Rey David. Así que, efectivamente, novedoso poco.

    Yo creo que la pregunta no es lo que haría o dejaría de hacer la Madre Teresade calcuta, porque con todo lo que la admiro, yo no soy ella, y puede que lo que a ella le ayudara a orar a mí no sea lo que más me ayude. Yo planteo la siguiente pregunta para enfrentarse a estas cosas “¿Me ayuda a orar?” “Hace que esté más abierta a Dios y lo que quiere de mí?” “¿Es algo que me sirve como herramienta para escuchar la voluntad de Dios e ir transformándome en Su Amor?”.

    La Madre Teresa de Calcuta estuvo unos cuantos años viviendo un tipo de espiritualidad concreta como religiosa del Loreto y cambió, ¿no? No creo que sea exactamente igual la forma de orar en el Loreto que en las Misioneras de la Caridad pero eso no hace a una mejor que la otra, sino muentra de la riqueza de la diversidad que es un don del Espíritu. No hay nada herético, ni nada malvado en lo que cuentas que ofrecen en Manresa, sino simplemente diverso. Como bien dices, y gracias a Dios, hay muchos monasterios de clausura que ofrecen un tipo de oración distinto a éste, pues bien. Y hay un centro de espiritualidad que ofrece otros modos, tan cristianos y válidos como el anterior.

    ¡Qué alegría esa diversidad! Si tú ves que esa forma de orar no te va a ayudar, estupendo, no vayas,… pero alegrate de que a través de esa espiritualidad haya gente que se encuentre con Dios. Al fin y al cabo, tal y como nos han recordado los Papas ultimamente, el ser cristiano nace de un encuentro personal con el Resucitado. Si ese encentro es rezando laudes en latín ¡Aleluya!, si es de rodillas delante de Jesús Eucarístía ¡Aleluya!, si es en una oración comunitaria ¡Aleluya!, si es haciendo danza contemplativa, ¡Aleluya!, si es fregando suelos ¡Aleluya!,…

  3. francisco dijo:

    y si es labrando la tierra, o trabajando en la fabrica; muy buen comentario, por Jesús hacia Dios de mil maneras. Gracias.

Los comentarios están cerrados.