El valiente Novell y el malvado Rouco

 Los de más edad recordarán las cosas que se le dijeron al entonces obispo de Cuenca, D. José Guerra Campos, por su opción de pasar olímpicamente de la conferencia episcopal. Los de menos, seguro que han leído mil veces, sobre todo en algunos postales de información religiosa, la importancia de la conferencia episcopal, la necesidad de que los obispos no vayan por libre, la opción por una pastoral colegiada y consensuada. Tan importante la conferencia que a la elección de secretario y luego de presidente se han dedicado páginas y páginas, rumores y más rumores. Algo así como “ningún obispo por libre”, “todo a través de la conferencia”.
A monseñor Rouco, al que algunos tienen una tirria que algún buen psiquiatra podría analizar, anda que no le han dicho cosas parecidas, que contaba poco con el resto de los obispos y por ahí. Pues vale. Debe ser que para algunos lo de actuar siempre en consonancia con el resto de los obispos ha sido elevado a artículo de fe y axioma teológico fundamental.


Miren por donde hace unos días monseñor Novell, obispo de Solsona, se ha manifestado abiertamente partidario de la consulta del 9 de noviembre afirmando incluso que el derecho a decidir es superior a la constitución. Y esto sin contar con nadie, poniéndose a la conferencia episcopal española por montera y a los obispos catalanes, que no han querido pronunciarse abiertamente sobre el tema, por barretina.

Más aún, cuando la conferencia episcopal ha dicho que la unidad de España es un bien moral, o ha sacado un documento sobre el particular, cuántos se le han tirado a degüello porque los obispos no deben meterse en cuestiones políticas.

Recapitulemos. Si un obispo, o la conferencia episcopal española afirman que la unidad de España es un bien moral, se meten en política y ese no es su campo. Si monseñor Novell afirma que el derecho a decidir es superior a la constitución, entonces es profeta. Tócate los pies.

Seguimos. Si Rouco, Cañizares, antes Guerra Campos o quien sea el obispo, hace, dice o declara al margen de la conferencia o expresamente en contra de alguna deliberación o decisión, es obispo preconciliar, conservador, individualista y completamente ajeno al espíritu del Vaticano II y la franciscana primavera. Si lo hace Novell es un espíritu libre y valiente, y por supuesto profeta.
¿Qué no se lo creen? Pues es lo que dice el director de Religión Digital. La conclusión es evidente: los míos, los de mi cuerda, los que me caen bien, pueden hacer lo que les venga en gana que para eso son renovadores, conciliares, comunitarios, proféticos, amantes de los pobres, paradigma de una nueva iglesia primaveral y signo del reino.

Los Roucos al revés. Hagan lo que hagan serán antisigno, preconciliares, cavernícolas, come niños, y además les huele el aliento. Es igual que Madrid tenga el seminario más nutrido de España, una facultad de teología que da envidia al mundo, construya cada año una media de tres centros parroquiales nuevos y una Cáritas diocesana muy viva. No le cae bien a Vidal y punto. Pero Novell, que se ha puesto por montera la conferencia episcopal española y por barretina a sus hermanos obispos de Cataluña, valiente.

Pues eso. Para que no haya duda.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El valiente Novell y el malvado Rouco

  1. karmenfl dijo:

    el doble rasero canta por bulerías, vamos….

  2. Blanca dijo:

    Amigo Jorge:
    ¡¡En que líos me veo para poderte poner un comentario!!!…
    Plagiando las tan conocidas palabras del Quijote…..:«Cosas veredes, Sancho, que farán fablar las piedras» … O LO QUE ES CASI LO MISMO:” El joven obispo de Solsona, Xabier Novell es un verso suelto dentro del episcopado catalán”
    Lo de la métrica no es lo mío….Pero mira: Igual es un verso suelto el obispo de Solsona, como dicen en Religión Digital…Cuando veamos el poema entero se podrá opinar.
    Saludos

  3. Ignasi dijo:

    No me gusta que Novell se pronuncie sobre la consulta, aunque políticamente estoy a favor de ésta.

    El obispo debe ir a lo suyo, que es lo de Dios y no lo del César.

    Pero apreciado Jorge, me queda una duda, que es bien sincera y sin sorna ni ironía: publicaste un artículo en contra de la declaración de Rouco sobre la unidad de España (que no deja de ser también un tema del César y no de Dios)?. Si es así, mis felicitaciones por la objetividad y el rasero uniforme. Si no es así, bajo mi punto de vista estás haciendo lo mismo que los de Religión Digital.

    Ni la consulta, ni la independencia ni la unidad de España son cuestiones en las que deban entrar los obispos, ni su presidente. Seas partidario de lo uno o de lo otro. Para mi, ni Novell ni Rouco cuando hablan de estos temas.

Los comentarios están cerrados.