Una misa de ¡válgame Dios! Espero una palabra de moseñor Catalá

Recogía el otro día las declaraciones de Esteban Tabares quejándose de que en una ocasión el obispo se presentó en la clausura de una de esas reuniones de base que vaya usted a saber qué es nada menos que “para descalificar nuestro guión de celebración de la Eucaristía y presidirla él mismo con su propio ritual”.

No nos dijo cómo era su guión. Pero hoy Religión Digital describe minuciosamente la misa de clausura de este mismo colectivo de ayer mismo. Pues ya ven que por fin nos hemos enterado del famoso guión.

Para empezar uno ve una mesa con unos cuantos sentados alrededor que te hace pensar que deberían ser los concelebrantes, entre los cuales están al menos un secularizado, Arregui, y una señora. Extraña mesa para comenzar.

En fin, sigamos la crónica, en la que simplemente copio lo que escribe José Manuel Vidal:

Para empezar, nada de lo previsible empezando por lo más externo: Sin cirios ni incienso. Una misa sin vestiduras ni altares, sin casullas ni corporales.

En la presidencia de la mesa, colocada al mismo nivel de la gente, Juan Masía, José Arregui, Pepa Torres y Ximo García Roca, junto a representantes de las comunidades y gente del común de mártires. Una misa sin homilías pomposas, pero con comentarios compartidos.

Una bella plegaria eucarística, leída por los que estaban en la mesa. Con alabanzas al “Dios liberador, esperanza de los cautivos y oprimidos, porque santo eres tú, Dios padre y madre…”

Tras una consagración pronunciada por todos los asistentes en una fórmula coral, se reparte la comunión: pan y vino de verdad.

Aquí sigue un servidor. Casi convocando un concurso de cuántos disparates litúrgicos se han dado cita en esta extraña celebración que pretenden seguir llamando la eucaristía de la iglesia católica. Pero lo más desternillante, porque ya ni quedan lágrimas, es la intervención de Pepa Torres cambiando la gracia de Dios por la energía positiva: “”esta sala está habitada por nuestra energía, que es la energía de Dios: desvelos, sueños, amores, miedos, desiertos, resistencias, esperanzas, sueños, cariños…” Y, con un ejercicio corporal nos hizo recoger la energía del suelo y elevarla a lo alto de las manos, para que fuese cayendo sobre nuestras cabezas, nuestro corazón, nuestras rodillas cansadas de recorrer los caminos de la vida y terminar en los pies, para seguir caminando y poder llegar a toda la humanidad, especialmente a los más empobrecidos. Amén.

Invito a dulces de las clarisas y benedictine a quien me encuentre exactamente en qué parte de los documentos del Vaticano II está prevista una celebración de la Eucaristía así. ¿Juan XXIII la celebraría, la admitiría? ¿Y Teresa de Calcuta?

Y todavía se quejan de que la iglesia no les comprende. Se ciscan en la comunión eclesial, se cachondean de la doctrina, se pasan por el forro de sus caprichos la eucaristía. Y encima son los oprimidos.

Panda de caraduras. Y me encantaría una palabra de monseñor Catalá, que es a quien corresponde decir algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Celebrar la fe. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Una misa de ¡válgame Dios! Espero una palabra de moseñor Catalá

  1. Ana azul dijo:

    Se han montado su propia ceremonia y se quejan luego de que no les comprenden. Aún no he visto a nadie que vaya a un juzgado a decirle al juez que así no se celebra un juicio, a sentarse abogados, jueces , fiscales e imputados juntos en mesa común a intentar hacer una sesión de psicología a ver si consiguen llegar a un acuerdo. Bueno, pues resulta que con la misa es lo mismo. Si no les gusta, pues allá ellos, pero que no se inventen algo y luego lo llamen liturgia, porque no lo es, ni es una misa, lo pinten como lo pinten, ¡es otra cosa!
    Saludos y paciencia, mucha paciencia…
    Ana

  2. karmenfl dijo:

    Yo creo que les faltó vestirse de lagarteranas y sustituir el concepto del Espiritu Santo por “La chispa de la vida” …

  3. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Prefiero no decir nada…..El comentario de karmenfl tal vez sea cierto, que se les olvidó, o no se les ocurrió….
    Ayer tuve la suerte de asistir a una Misa en la que no faltó ni sobró nada….Tuve gran paz, salí feliz….El viernes un funeral con 7 concelebrantes, también una maravilla…. Los parientes del finado estarían como es normal, pero yo disfruté de una liturgia sin arreglos y como el fallecido era hermano de un sacerdote, la gente que asistió casi todos de Grupos de la Parroquia, cantamos, sin necesidad de tener un coro….Era impresiónate en templo a tope participando y cantando todos los cantos propios de un funeral, pero no faltó el “RESUCITÓ, RESUCITÓ, RESUCITÓ”……Una Misa, que ” a servidora”, como tu dices, la colmó de paz y esperanza cristiana.
    Comienzo mi comentario diciendo que tuve la suerte, porque….. No siempre la he tenido. Ya te he contado lo que ocurre con un fraile que regenta una parroquia que quiere “mejorar” las misas y hacerlas más atractivas.
    Le he escrito un correo con toda sencillez, explicándole lo que pasa a los que no queremos ATRACCIONES, sino Eucaristías….Y no me ha contestado. No sé pero igual se lo ha pensado porque lleva más de una semana sin aparecer. Tal vez esté de viaje.

    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  4. David dijo:

    Una vez mas la creatividad no deja de sorprenderme….quieren ser catolicos pero a su manera sin respetar ni aceptar el orden establecido, quizas deberian replantearse su denominacion y entender que se estan claramente apartando y denostando a una iglesia que somos todos, tienen una importante falta de respeto a el pueblo, a lo que en definitiva es la iglesia, y logicamente como para todos los visionarios los visionarios y todos los iluminados los equivocados somos los demas.
    Solo podemos rezar por ellos para que, con perdon, dejen de hacer el mamandurrias

  5. carolgar dijo:

    solo son , ¡ CÒMICOS!

  6. Javier dijo:

    Para ser revolucionaria, la celebración se ve bastante geriátrica.

Los comentarios están cerrados.