Archivo mensual: marzo 2010

Ser tonto o hacerse el idem

Porque no tiene nada que ver. Una cosa es que alguien no se entere de lo que pasa, y otra muy distinta que se haga el tonto. En la parroquia eso de hacerse el tonto siempre dio resultados espectaculares. Hay … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 7 comentarios

Pero qué bicho era Judas

       Por más que se quiera reivindicar su figura desde un cierto determinismo fatalista, Judas era un bicho. Lo que de él sabemos por los evangelios era que le gustaba el dinero más que comer con los dedos. Traicionó … Seguir leyendo

Publicado en Vivir en cristiano | 11 comentarios

Hablar con Jesús crucificado

Jesús crucificado. Parroquia de la Beata María Ana Mogas. Madrid Lectura de la pasión en el domingo de Ramos. Lo advertí al principio de la lectura: es una lectura bastante larga, aunque en cualquier caso muchísimo más breve que la … Seguir leyendo

Publicado en Vivir en cristiano | 17 comentarios

Comulgar en la mano o en la boca

Ayer en un comentario Mª Luisa Braconi me pedía una palabra sobre esta cuestión. Pues ahí va lo que piensa un servidor sobre comulgar en la mano o en la boca. No. No es lo más fundamental, pero no por … Seguir leyendo

Publicado en Formación | 16 comentarios

Agua bendita (o respeten, por favor)

Ayer Myrian, una comentarista habitual, me preguntaba por el uso del agua bendita y si en mi parroquia conservamos la secular costumbre de colocar a la entrada del templo unas pilas con ella. Sí. Claro que sí. La razón es … Seguir leyendo

Publicado en Vida parroquial | 14 comentarios

El amigo Pelagio

Era un buen tipo el tal Pelagio. Monje irlandés, tenía fama de hombre culto y austero, y denunciaba ya en su época (siglos IV –V) el abandono del auténtico cristianismo en la misma Roma. Nihil novum sub solis. Pero una … Seguir leyendo

Publicado en Formación | 7 comentarios

Ostiario (sin h)

Las órdenes menores que recibían los clérigos, y hoy desaparecidas, eran estas cuatro: ostiario, lector, exorcista y acólito. Ahora se reciben dos y con el nombre no de “órdenes menores” sino de “ministerios”: acólito y lector. Tengo que reconocer que … Seguir leyendo

Publicado en Vida parroquial | 13 comentarios