Maruchi García: Jesús daría la comunión a todos

 Las primeras comuniones en las parroquias, y nos estamos acercando a las fechas, son origen de muchas satisfacciones pastorales y a la vez suponen el tener que aguantar año tras año las mismas o parecidas genialidades de algunos padres, generalmente los que menos aparecen por la parroquia.
Hace unos días explicaba mi compañero a los papás algo tan elemental como la necesidad de confesión para aquellos que desearan comulgar y no se encontraran en disposición de hacerlo. Efectivamente no faltó la mamá, en este caso fue una mamá, que puso en entredicho las palabras de mi compañero porque el papa Francisco es misericordioso y porque no se imagina a Jesús negando la comunión a nadie.

Mi respuesta al compañero fue fulminante: ¿así que no se imagina a Jesús negando la comunión a nadie? Menos me lo imagino yo organizando primeras comuniones con niñas vestiditas de organza y tul ilusión, niños de almirantitos y una pantagruélica comida familiar en restaurante Martínez con tarta rematada por impúber comulgante, cuando hay tantas familias que pasan hambre.

Ya lo ven. Por lo visto Jesús no tiene nada que decir al hecho de que los papás no pisen la iglesia más que cuando lo pide la BBC (bodas – bautizos – comuniones), ni al derroche de dinero para una comida de ponerse enfermos, el traje de papá, el modelito de mamá, el trajecito de la hermana, fotos, videos, recordatorios, puñetitas de recuerdo (pueden elegir entre imanes, llaveros, chapas, marcapáginas, recordatorios con foto y sin foto…). Nada que decir Jesús sobre esos gastos demenciales cuando tanta gente pasa necesidad. Nada de nada, y eso que solemos ir por la vida de solidarios Martínez.

Nada que decir Jesús. Nada. Y el cura menos, porque si se te ocurre decir algo de esto te saltan con que si no es de justicia que la familia celebra por todo lo alto el que Joaquinita haya comulgado por primera vez. Hombre, pues sí, pero que digo yo que qué mejor celebración que confesar la familia ya que parece que la cosa de la práctica religiosa la deben tener un poco descuidada. Pues acabas de liarla, porque como Dios es misericordioso y el papa Fancisco no digamos, no vas a venir tú hablando de confesión o de condiciones para acercarse a comulgar, si Maruchi García sabe de buena tinta, se lo tiene oído a su amiga Vicky, que Jesús daría la comunión a todos sin importarle nada de nada.

A ver, que esto no es lo de cada familia, que afortunadamente priman las sensatas y de buena fe, pero esto nos lo encontramos cada lunes y cada martes. Ahí es cuando te quedas con las ganas de soltar que vale, que haremos las cosas tal y como las haría Jesús: porque en el evangelio no se ve más que una primera –y última- comunión, solo a los apóstoles que eran adultos y en el curso de una cena normal…

En fin… que a callar y sonreír… y nada, doña Maruchi, que pasen un feliz día.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Maruchi García: Jesús daría la comunión a todos

  1. AQUÍ CADA CUAL DICE Y HACE LO QUE LE PARECE.
    ESTO ES EL GUISO DE LA SUEGRA DONDE TODO EL MUNDO METE SU RECETA.
    HACE USTED BIEN EN PONER LAS COSAS COMO SON. NO COMO ESTÁN.

  2. Martina dijo:

    Es una falta de formaciòn de las personas que dice esto sobre la confesiòn.,Mucha pobreza de espìritu veo yo, en esta gente que opina que no es necesario confesar.
    Mucha pena el despilfarro en las comuniones,tanto en el vestir como en la comida…en fin…

  3. Myrian dijo:

    Yo pienso que nos hemos pasado y mucho, pero vosotros, los curas, acaso tenéis mucho que ver, por transigir tanto y en muchas cosas y ahora, a ver quien deshace el entuerto. Demasiada parafernalia se ha montado en torno a este Sacramento y en todos ¿No deberíamos centrarnos más en lo religioso y hacer toda la ceremonia lo más sencilla posible? Pero no, prima la parte social, todas las puñetitas que tu ya has enumerado y que acaban en el trastero rápidamente, cuando no en la basura, porque no se da abasto a limpiar y mover tanta bobada, el lucimiento de los peques, las mamis, las moniciones, los lectores…(que no digo que sea malo) pero a la menda ya no le gusta eso, estoy harta, a lo mejor Jorge, es que me estoy volviendo rancia con la edad, pero hace unos años que eludo este tipo de actos y aunque tengo costumbre de no faltar ninguna Misa, procuro ir la víspera del evento y no me encuentro con estas cosas que ya no me van, lo dicho, debe de ser la edad! En cuanto a comulgar, estamos viendo como mucha gente recibe el Sacramento sin confesarse- y lo dicen- y añaden que basta confesarse con Dios que al Cura no le importa la vida ajena y bla, bla bla…Que yo sepa eso no es válido, el cura, aun participando de la Confesión Comunitaria, siempre nos dice que es imprescindible pasar por el confesionario de forma individual, en mi parroquia es lo que hay y la menda obedece. Dicho esto, está claro que la gente se está pasando por las mangas los Mandamientos. ¿O no es así, en vista de lo visto?

  4. Javier dijo:

    Mi hijo tiene 8 años y si Dios quiere, en Octubre se apuntará a las catequesis. Mi suegra y mi mujer, ya le están diciendo que ahorre para “la comunión”, a lo que siempre les digo, que el Sacramento es “GRATIS”, que lo demás que ahora hay no es imprescindible, que lo importante es que el niño sepa a Quién recibe y que siempre lo tendrá en su corazón, si el niño quiere. En fin, habría que sentar las bases de la formación de padres, tan obligatoria como la de los hijos.

Los comentarios están cerrados.