Un piquete informativo pequeñito

Ayer no os lo conté, pero hemos detectado el paso por la parroquia de un piquete informativo “pequeñito” parece, quizá incluso un piquete unipersonal. Discreto incluso, me acordaba del profeta Isaías: “no clamará, no gritará, no voceará por las calles”. Tampoco de los peores. Por lo que he visto, el piquete se limitó a colocar en las puertas de entrada a la parroquia algunas pegatinas como la que puede verse en la foto.

No obstante sí que me gustaría hacer alguna consideración a “mi piquete”, sea uni, bi o multipersonal.

Ante todo le diría que una cosa es informar y otra tomar decisiones. Porque el cartelito en cuestión no informa del hecho de la huelga y el derecho del trabajador a secundarla. Da por hecho que el establecimiento en cuestión, parroquia en este caso, cierra por huelga. Pues hombre, podían preguntarlo.

También diría a mi piquete que nosotros no solemos hacer huelga. De hecho ayer, como todos los jueves, abrimos a las siete de la mañana y echamos el cierre casi a las once de la noche. ¿Qué huelga podríamos hacer nosotros? ¿Dejar de rezar o de celebrar la misa? ¿Suspender la catequesis o la exposición del Santísimo? ¿Cerrar el despacho de caritas?

Lo que sí me interesaría mucho es que el piquete informativo me informara de cómo pueden quitarse las pegatinas de las puertas una vez pasada la jornada de huelga. Comprendo que no las van a quitar ellos, que posiblemente hoy estén trabajando si es el caso, o evaluando la jornada en caso de ser personal “liberado”. Pero al menos si podían dejar un pequeño manual de instrucciones, un disolvente “ad hoc”, o un truco casero para facilitar las cosas. Alguna pegatina ha salido sin mucha complicación. Otras van a medias y mucho me temo que su completa eliminación me va a llevar un buen rato. Pues si hay algún piquete post huelga que ayude en estas cosas, servidor quedaría muy agradecido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad, Vida parroquial. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Un piquete informativo pequeñito

  1. JoseAntoniO dijo:

    De todo, me quedo con el sentido del humor.
    Por cierto, ¿no tendría Usted algún ratito para entresacarnos algunos fragmentos de Jesucristo mostrando su sentido del humor? Ya sé que está liado – y recuperándose de la pierna, espero que esté mejor -, pero creo que con su sentido de la ironía podría reconocer mejor este aspecto del Buen Pastor en los Evangelios, como en el pozo de Sicar con la samaritana, que tiene su aquél, y algunos más por el estilo.
    Al fin y al cabo, si tenemos sentido del humor y estamos hechos a su imagen y semejanza – con alguna rotura del cárter al inicio del rodaje – seguro que la Santísima Trinidad también lo tiene.
    Saludos y disolvente.

  2. Ana Azul dijo:

    Menos mal que te lo tomas con humor y sarcasmo, porque sino es para cabrearse para varios días. Aquí en mi barrio, estuvo todo abierto y funcionando como un día normal. Besos
    Ana

  3. Alvaro dijo:

    Imagino que es de agradecer que cuando ocurre que los piquetes “te pegan”, sólo te peguen pegatinas y no… otras cosas.

    Como decía ayer, los sindicatos se endiosan en estas jornadas de violencia (¿Alguien cree que la violencia sólo es la violencia física? También hay violencia cuando hay amedrentamiento y vandalismo, y ayer hubo mucho de eso, aunque afortunadamente cada vez menos). Así no extraña que algunos como Toxo declaren que su derecho a la huelga prima sobre el resto de derechos, lo que lleva a justificar todo tipo de vandalismos, como es este de las pegatinas.

    De hecho, es bastante discutible que realmente haya un legítimo derecho a la huelga general (en muchos países escrupulosamente democráticos, en los que se respeta el derecho de huelga, se prohíbe la huelga general): recordando la cita de ayer del compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, vemos que la huelga está justificada por motivos laborales, pero no veo por ningún lado que se la justifique por motivos políticos.

    Así, una huelga empresarial o sectorial tiene un cierto sentido en el marco laboral puesto que representa un acto de fuerza de los empleados frente a sus empleadores. Por el contrario, una huelga general no puede ser realmente expresión de un conflicto laboral sino político, puesto que representa un gesto de fuerza no frente a los empleadores sino frente al gobierno legítimamente constituido (que en este caso aún no llevaba ni 100 días en el poder).

    Además, esta huelga tiene como agravante que al gobierno anterior, del mismo signo político que los sindicatos, no le hicieron ninguna huelga general aunque llevó al paro a millones de españoles.

    Imagino que a más de uno le sorprenderá esta afirmación, sabiendo que hubo una huelga general el 29 de septiembre de 2010, con Zapatero en el gobierno, pero es que esa huelga no fue realmente un acto de fuerza contra el gobierno: para empezar, no debemos olvidar que la iniciativa de aquella huelga no surgió de los sindicatos españoles sino que la acordaron muchos otros sindicatos europeos (de modo que los sindicatos de aquí no podían desmarcarse de la iniciativa sin quedar a la altura del betún). Obligados como se vieron a convocar aquella huelga, nuestros sindicatos se lavaron las manos ante Zapatero poniendo especial énfasis en dejar claro que la huelga no iba contra el gobierno sino, según sus propias declaraciones, contra empresarios y banqueros.

    Y se ve en el Gobierno entendieron el mensaje, puesto que sólo tres semanas después de aquella huelga “no contra el gobierno”, Zapatero nombró ministro de trabajo a Valeriano Gómez, alto cargo del sindicato UGT, uno de los convocantes de la huelga.

    Volviendo a las pegatinas, me temo que en esta ocasión va a tocar nuevamente a los mismos de siempre (sacerdotes y voluntarios) arreglar los desperfectos causados por los mismos de siempre (la izquierda y sus terminales “sociales”), aunque por fortuna en esta ocasión el arreglo no consista en dar de comer todos los días a varios millones de españoles en paro sino en despegar unas molestas, innecesarias y feas pegatinas, expresión de un acto ilegítimo y moralmente reprobable.

    Un saludo.

  4. Miguel Ángel dijo:

    Descartamos la opción de que se haya agachado, esta gente no está dada a tan grandes esfuerzos…

  5. bla bla bla, lo mejor es ponérselas ellos en la frente.
    Lo demás ya lo sabemos.
    Unos dejan la kaka y otros la limpian
    Y encima se enfadan
    Yo trabajador con cincuenta y cinco años de curre y ahora veo esto
    ¡Que cosas!

  6. Blanca dijo:

    Saludos, Jorge,
    Que bueno tener ese sentido del humor con que lo cuentas.
    En mi ciudad empapelaron todo por todos los sitios y hoy ya han desaparecido muchas pegatinas, debe de no ser muy difícil quitarlas….¡¡Pide un voluntario , ya verás que bien te las quita !!…Perdona que yo también te conteste con humor.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  7. Miguel Ángel dijo:

    Que nada nos haga olvidar que estamos en Cuaresma 🙂

    Lucas 11, 14-23
    “El que no está conmigo, está contra mí”

    En aquel tiempo, Jesús estaba expulsando un demonio que era mudo. Cuando salió el demonio, habló el mudo y la gente quedó maravillada. Pero algunos dijeron: «Expulsa a los demonios con el poder de Satanás, el príncipe de los demonios». Otros, para ponerlo a prueba, le pedían una señal milagrosa. Pero Jesús, que conocía sus malas intenciones, les dijo: «Todo reino dividido por luchas internas va a la ruina y se derrumba casa por casa. Si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Ustedes dicen que yo expulso los demonios con el poder de Satanás. Ahora bien, si yo expulso los demonios con el poder de Satanás, sus hijos, ¿con qué poder los expulsan? Por eso ellos mismos serán sus jueces. Pero si yo expulso los demonios con el poder de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a ustedes.Cuando un hombre fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están seguros. Pero si viene otro más fuerte que él y lo vence, le quita las armas en que confiaba y reparte el botín.El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama».

  8. maribelad87 dijo:

    Es que lo de mandar le va a muchos. Gracias por responder con tu sentido del humor.
    Maribel

  9. Miguel Ángel dijo:

Los comentarios están cerrados.